Por Ghalia Naim
6 octubre, 2017

¿Andas muy olvidadizo? Más vale que le leas esto…

Comer nuestro postre favorito nos deja durante todo el día con la felicidad en la boca y en el espíritu, sin embargo, abusar de este fabuloso sentimiento puede llevarnos por un terrible camino, ¿es malo consumir azúcar? Dicen los expertos que esta sustancia solo deberíamos adquirirla de las frutas, pero ya que los caramelos y pasteles son tan suculentos, solemos probar más de lo debido. Pese a que nos encantan los chocolates y los pies de limón, es fundamental recordar que el azúcar no es en absoluto beneficiosa para nuestro organismo, por lo que siempre que podamos equilibrarla en nuestra alimentación será mejor.

Estas son algunas de las cosas que podrían ocurrirte si consumes demasiado este ingrediente:

1. Ganas peso

Si el azúcar se transforma en grasa, entonces tu metabolismo se torna lento.

iStock

2. Se dañan tus dientes

El azúcar deja un desecho ácido en los dientes que causa la aparición de caries. Si no sueles tener buena higiene bucal, podrías terminar perdiendo tus dientes.

iStock

3. Aumentan los riesgos de sufrir enfermedades

El azúcar se transforma en grasa y si llenas tu cuerpo de ella solo enfermarás. Los padecimientos graves varían entre diabetes, insuficiencia renal, y hasta paros cardiacos.

iStock

4. Tu piel se deteriora

El azúcar se vuelve grasa y esta, a su vez, debe salir del organismo de algún modo.

iStock

 


5. Te vueles adicto

Cada vez que consumes azúcar  el cerebro produce dopamina, de modo que te sientes feliz. Sin embargo,  esta genial sensación puede terminar volviéndote adicto al azúcar.

iStock

6. Tu cerebro deja de funcionar correctamente

Comer demasiados alimentos altos en azúcares y grasas, y bajos en nutrientes no alimentan adecuadamente el organismo y el cerebro sufre las consecuencias. Si tu sangre no se oxigena, menos tu cerebro.

iStock

7. Problemas de memoria

Los problemas de memoria y de concentración son producto de la mala alimentación. El cerebro pierde oxígeno y nutrientes encargados de mantener la actividad cerebral equilibrada.

iStock

8. Puedes sufrir de ansiedad

Si te vuelves adicto a la liberación de dopamina, cuando no estés consumiendo dulces te sentirás terriblemente mal.

iStock

¿Quieres algo dulce? Come frutas 🙂