Por Teresa Donoso
2 noviembre, 2017

No digas que tú no.

Lo creas o no existen comportamientos totalmente comunes que pueden arruinar nuestras preparaciones, estropear nuestros alimentos y hasta afectar la calidad de lo que cocinamos todos los días. Como son tan normales es difícil reconocerlos y es por eso que hemos compilado esta útil guía que podrás usar para manejarte dentro de tu cocina. Lee con atención.

1. Usas el mismo cuchillo para todo

iStock

Lo ideal sería tener un cuchillo universal para cortar verduras, carne y otros y uno que te sirva para cortar el pan. Si puedes, también es aconsejable tener uno de un tamaño menor para esos casos en los que debes pelar o picar algo pequeño.


2. No revuelves la pasta durante su cocción y prefieres añadir aceite

iStock

La pasta no se pegará sin aceite, sólo necesitas removerla cada cierto tiempo de forma suave.


3. Guardas la leche en la puerta del refrigerador

iStock

Según Genial.Guru lo ideal es conservarla dentro del refrigerador, pues en la puerta la temperatura es ligeramente más alta, lo que reduce la vida útil de los lácteos.


4. Bates las claras recién salidas de la nevera

iStock

Lo ideal es que estén a temperatura ambiente pues de esa forma se batirán con mayor facilidad y tomarán consistencia en poco tiempo.


5. Usas la batidora para conseguir un puré de patatas más rápido

iStock

Lo mejor es usar el método tradicional, de lo contrario, terminarás con un puré de consistencia pegajosa.


6. Guardas el pan de manera incorrecta

iStock

Para que dure mucho es ideal almacenarlo en un lugar seco y fresco. El refrigerador es un lugar que cumple ambos requisitos.


7. Almacenas absolutamente todas tus frutas y verduras en el refrigerador

iStock

Si bien creemos que durará más de esta forma, la verdad es que depende mucho del alimento en cuestión. Por ejemplo ni las patatas, ni los tomates, plátanos ni manzanas deberían ir al refrigerador. Las patatas necesitan un lugar oscuro para mantenerse por más tiempo, mientras que el tomate y las otras dos frutas mencionadas suelen emanar etileno, algo que provoca que todo madure con mucha mas rapidez de la deseada.


8. Abres el horno muchas veces y terminas con un resultado decepcionante

iStock

A menudo la falta de altura de tus queques, pasteles o muffins se debe a que abres la puerta del horno varias veces, permitiendo que entre el aire helado del exterior.

¿Cometes estos errores a diario? No te preocupes, solucionarlo es sencillo. Lo que importa es cambiar tu comportamiento desde ahora.