Por Ghalia Naim
2 enero, 2018

Ahora sí que que jamás se te volverá a pegar.

Cocinar pasta es una tarea fácil, sin duda, pero también requiere de un mínimo de esfuerzo y técnica. Todos tenemos nuestro método para hacer “la mejor del mundo”, pero al final del día todo depende de los gustos, ¿cierto? De todos modos, aquí te dejamos 8 tips para que la mejores aún más, y es que eliminar el exceso de agua o usar sal no es suficiente, ¡mira esto!

1.  No le agregas sal al agua

Agrega sal luego de que haya hervido o antes, pero debes hacerlo antes de que pongas la pasta. Recomiendan ponerle más sal de lo que esperarías, como una cucharada por litro de agua.

istock

2. Pones la pasta en el agua apenas empieza  a hervir

La temperatura evita que la pasta quede blanda y pastosa. Por eso recomiendan esperar a que el agua esté hirviendo con grandes burbujas para ponerle la pasta. No seas impaciente.

istock

3. No la revuelves

Debes revolverla durante todo el proceso para que no se pegue. Esto evita que quede pegajosa.

istock

4. Botas toda el agua

Debes dejarle un resto para que no se seque.

istock

5. No la escurres de inmediato

Dejarla en el agua causa que su proceso de cocción siga, por lo que se ablandará afectando el sabor y textura.

istock

6. La dejas en el colador

Se pondrá muy pegajosa, lo ideal es que la mezcles con la salsa lo antes posible.

istock

7. No la pruebas para verificar cómo quedó

Recomiendan empezar a probar si la pasta está al dente un par de minutos antes de lo indicado por el paquete.

istock

8. La tapas por completo mientras se cocina

Es importante que el agua respire mientras se cocina la pasta. Además, evitarás que las grandes burbujas se salgan de control y se derramen por toda la cocinilla.

istock

¡Esperamos te sirva!