Por Pilar Navarro
6 julio, 2017

¿Comida lista y tibia en menos de 5 minutos? ¡Se puede!

Cocinar puede ser una actividad placentera, sin embargo, eso no significa que pasarnos horas preparando algún platillo sea divertido. Como con todo en la vida, probar una nueva receta sólo es divertido se te toma el tiempo justo y no más que eso. Como pedir comida a domicilio todos los días es muy caro y como la vida es muy larga para odiar tu cocina, te dejamos algunos trucos que te ayudarán a pasar menos tiempo preparando alimentos.

1. Limpia las escamas del pescado con una cuchara

iStock

Funciona mejor que con un cuchillo y así minimizas las posibilidades de cortarte. Pon el pescado en un recipiente hondo para realizar esta tarea, pues de lo contrario todo quedará sucio con escamas.


2. Separa tu comida en porciones y congela el exceso

iStock

De esa forma siempre tendrás una porción lista para cuando tengas hambre. Descongela, calienta durante cinco minutos y listo.


3. Si quieres limpiar tu ajo pero no lo logras, ponlo en el microondas

iStock

Pero ojo, sólo 15 segundos y no más. Esa cantidad de calor será más que suficiente para ablandar su cáscara.


4. Ten siempre un recipiente hondo a mano

iStock

Allí podrás ir poniendo la basura a medida que cocinas. De esa forma sólo tendrás que acercarte al basurero una sola vez.


5. Prepara un listado con todas las comidas de la semana

Y procura que varias tengan los mismo ingredientes, de esa forma maximizarás tus recursos. Por ejemplo, si un día preparas una ensalada de espinaca, otro día puedes hacer un omelette de espinacas.


6. Haz un pequeño corte en la cáscara de las patatas crudas y luego sumérgelas en agua

iStock

Lleva esa agua a ebullición y deja que se queden en el agua hirviendo durante tres minutos. Según Genial.Guru es la forma perfecta para después poder quitarle la cáscara con las manos.


7. Pon un limón en la olla en la que cocerás tus huevos

iStock

Así será mucho más sencillo quitarles la cáscara cuando los peles.


8. Remoja los platos mientras cocinas

iStock / UPSOCL

De preferencia, con alguna solución desengrasaste y agua tibia. Así podrás comenzar a lavar mientras la comida se termina de preparar y, además, te demorarás la mitad del tiempo.

¿Aplicarás alguno de estos consejos? ¡Cuéntanos en los comentarios!