Por Catalina Maldonado
12 octubre, 2021

Netflix abrió una cafetería para darle más promoción a su exitosa serie y la ansiedad de los clientes por entrar, provocó peleas a las afueras del comercio. Algo que repercutió en redes sociales, acusando al streaming de promover ambientes dañinos.

Ahora que El Juego del Calamar ha logrado una popularidad mundial, Netflix ha hecho varias campañas en distintos puntos del mundo con el fin de darle aún más promoción a su serie. Por ejemplo, lanzó una galletas dulces en honor al juego de las figuras y ahora, abrió un café temático en Francia.

Si bien lo de las galletas salió bastante bien, lo cierto es que su café no puede decir lo mismo ya que provocó —tal como en la serie—, una serie de actos violentos a las afueras del local en el día de su apertura. 

Netflix

Los fans estaban ansiosos por conocer el café de El Juego del Calamar, lo que generó una gran congregación de personas en el lugar con el fin de poder disfrutar de este misterioso local que apareció casi de la nada.

Fue tal el éxito de la cafetería que las filas crecían mientras el servicio no daba a vasto, cuando los clientes comenzaron a desesperarse y con la paciencia por los suelos, inició una pelea campal en el exterior del comercio.

TikTok @kultt_

Hubo patadas, golpes y puñetazos, y otras personas también se les ve intentando calmar los ánimos, aunque sin resultados. Por otro lado, muchos intentaron escapar del altercado y abandonaron las extensas filas que hicieron por conocer el café.

Twitter @Squiidrific

La situación se compartió en redes sociales y el mundo quedó asombrado con el nivel de violencia solo por conocer un simple café. De hecho, hay otros que se volcaron contra Netflix por promover ambientes dañinos como estos, sobre todo después de los brutales juegos que la misma serie empieza.

Por supuesto que el altercado provocó que muchos se quedaran sin la oportunidad de disfrutar de las instalaciones del juego, pero se espera que todo vuelva a la normalidad en la brevedad posible, ya que no cerrarán el café a pesar de los reclamos.

Una técnica de promoción que parecía buena, pero no resultó como esperaban.