Por Luis Aranguren
20 marzo, 2020

Cada mañana Don Marcelino sale a la calle a regalar sabor, se gana la vida honradamente y como puede.

Es lamentable que ancianos tengan que estar trabajando, sin embargo admiramos su esfuerzo por seguir adelante. Buscan una manera de vivir, cuando la pensión no les alcanza y el gobierno no se quiere hacer cargo de ellos.

Es por eso que si ves a alguien como Don Marcelino trabajando, una pequeña compra puede ayudar a hacer mejor su día.

Facebook / Viajando a Yucatán

Él es un anciano que de Yucatán que con 87 años de edad sale cada mañana a vender helados, su historia se ha viralizado en redes pues ha pedido que si lo ven que le compren. Hay personas que desconfían de comprar alimentos en la calle, sin embargo él asegura que es bastante cuidadoso pues no quiere hacerle daño a nadie con su trabajo.

Gracias a Viajando a Yucatán pudimos conocer su historia, la de un hombre lleno de vida y con muchas ganas de salir adelante junto a su familia.

1

Él vive del día a día, lamentablemente no tiene otro ingreso y su familia necesita comer y es que solo debes sentarte a hablar un rato con él para conocer su ternura. Solo imagínense cuánta dedicación tiene que haber en un ser vivo para poder sonreír mientras va con más de 5 a 8 kilogramos de helado bajo el ardiente sol.

Pero eso a él no le importa, pues mientras su negocio sea rentable y él tenga la fuerza para seguir, lo hará y es ahí donde entran todos los ciudadanos.

Facebook / Viajando a Yucatán

Es una persona que vale oro y no hay quien ponga en duda eso, sus hijos y nietos deben sentir mucho orgullo del gran Don Marcelino quien hace lo posible por hacerlos felices. Son muchas historias las que él tiene que contar y a un precio muy baratas.

Por la simple compra de un boli y una gran sonrisa es probable que él comience a decirte que tal ha ido su día o cómo fue su vida, lo cierto es que no te cansarás de escuchar.

Facebook / Viajando a Yucatán

Son estas maravillosas personas las que hay que ayudar, un grano de arena ante tanta hermosura de personas. Nos alegra haber conocido su caso y poder mostrarselos a todos, así muchos podrán saber de él y quienes estén cerca podrán ayudarlo.

Los helados más deliciosos de Yucatán los tiene Don Marcelino, así que si puedes degustar una de estas delicias no te la pierdas.