Por Leonardo Granadillo
12 junio, 2019

El internet es un poder, queda de nosotros usarlos para el bien como este chico llamado Javier 👏

El tiempo avanza y hay algunos que lamentablemente se quedan un poco en el camino, que no se van actualizando a las nuevas tendencias y se les dificulta un poco más las tareas. Eso no quiere decir que ya no son personas laboralmente útiles, hay muchos talentos que con la ayuda y el apoyo adecuado, se pueden explotar.

La web 2.0 se está apoderando del mercado, ciertamente pasamos tanto tiempo detrás del móvil o de una PC que es normal que tendamos a aumentar nuestras compras por esta vía y a reducir las que solíamos hacer en comercios informales. No obstante estas dos pueden ir de la mano, tal como lo demostró un joven llamado Javier Amaro.

Facebook: Javier Amaro

Javier vive en Fresno California (Estados Unidos), lugar donde se encontró con un amigo de edad avanzada vendiendo un delicioso pan, le gustó tanto y le pareció tan buenas las intenciones del señor con su empresa que decidió compartir su talento en redes sociales, esperando que otros al menos le dieran la oportunidad, el sabía que la calidad del producto no iba a defraudar.

Fresno, Zona de Ca. Este hombre vende pan mexicano realmente bueno, cuesta un dólar la bolsa, compré 15 bolsas para ayudarlo. Él me demuestra que no importa si eres mayor, no estás en forma o saludable para trabajar, cuando disfrutas de hacer algo que te encanta la edad no es un impedimento. Por favor ayúdenlo, siempre está ubicado en 2032 N. Angus o llamen al 559-515-1271.

Javier Amaro en Facebook

Facebook: Javier Amaro

Luego de una primera compra y tras conocerlo los alegres clientes compartieron su experiencia y agradecieron a a Javier por el dato. La publicación tuvo más de 6mil reacciones todas positivas, con 1000 comentario y con más de 10mil compartidos, se dio a conocer, sus ventas y sus condiciones de vida aumentaron, todo gracias al buen uso de las redes sociales y a su nuevo amigo Javier.

En el internet tenemos un tesoro, queda de nosotros usarlo para el bien.

Facebook: Javier Amaro