Por Leonardo Granadillo
25 septiembre, 2020

Un joven popular en TikTok lo grabó al recibir el pedido y las donaciones con la intención de asegurar su bienestar no tardaron en llegar. “¿Cómo puedo decir gracias? No sé que decir”, declaró Derlin Newey.

Los momentos económicos de las personas pueden ser muy distintos. Hay quienes han logrado consolidar un imperio a sus simples 45 años. Están los que llegaron a tenerlo todo y lo perdieron por diferentes circunstancias, y los que a su edad avanzada, siguen esforzándose por llevar el pan a casa.

Uno de ellos es Derlin Newey  de 89 años, el hombre oriundo de Utah (Estados Unidos) trabaja en Papa John’s como repartidor 30 horas a la semana para pagar sus cuentas.

TikTok: @VendingHeads

Si bien es un trabajo demandante para un caballero de su edad, su vida dio un giro importante hace algunos días cuando fue a entregarle una pizza a Carlos Valdez, un chico habita en la zona y que es muy popular en redes sociales, en especial en TikTok.

Carlos grabó la interacción de su familia con Newey, quien amablemente –además de entregar la comida caliente– conversó un poco con sus clientes. Lo ocurrido se hizo viral con velocidad y los bondadosos fans decidieron hacer algo para apoyar a Derlin. Valdez pensó en hacer una recaudación pero no imaginó que sería tan exitosa: sumó 12.000 dólares en donativos de personas de todo el país.

KLS
KLS

“Recolectamos colectivamente un regalo para ti, y estoy aquí para entregarte ese regalo en nombre de la comunidad de TikTok“, comentó Valdez a Newey y compartió a través de sus redes sociales.

“¿Cómo puedo decir gracias? No sé qué decir. Esto no podría haber ido mejor”, respondió Derlin tras el noble gesto. “Necesitaba esto. Me alegro de que pudiéramos ayudarlo. Solo necesitamos tratar a las personas con amabilidad y respeto, como él lo hace. Nos robó el corazón”, comentó Carlos a KSL.

TikTok: @VendingHeads

Se espera que Derlin utilice el dinero para pagar cuentas del hogar y algunos gastos médicos, da gusto cuando las personas que obran bien son recompensadas. Gracias a Carlos Valdez, que nos demostró que las redes sociales también pueden ser utilizadas para ayudar a las personas.