Por Gabriela Medina
14 septiembre, 2017

Son 5 claves muy obvias.

Si estás en ese momento de tu vida que estás tomando interés por comprar tus vegetales y frutas para comer más sano hay unos trucos para escoger una de las frutas más populares y difíciles de seleccionar: la sandía. Saber cuando esta rica fruta ya está lista para comer es complicado pero con estos 5 consejos ya no tendrás ese problema.

“GRACIAS”

Una de las formas más efectiva es buscar en la sandía este decolorada por uno de sus lados, se supone que esa parte que ha perdido su color es la que ha estado más tiempo en el suelo y por lo tanto es la más madura. Si esa parte de la sandía esta naranja está perfecta para comer, si está amarilla también pero no está tan madura y si apenas está perdiendo su verdor no está lista.

Con la sandía no sirve la prueba de tacto como con otras frutas pero si hay una auditiva. Sólo tienes que dar unos golpecitos como si fuera una puerta y depende de cómo suene te dirá si está madura o no. Si escuchas eco está lista.

También con el olfato puedes identificar la mejor. La página web Tree Hugger dice que la que huele ligeramente más dulce que las otras es la que debes comprar.

The New York Times recomienda escoger la que sea uniforme y de color mate, no selecciones las brillantes.

#watermelons #spain #fruit

A post shared by toothpicnations (@toothpicnations) on

Un experto en sandías en un cuestionario de los foros de Reddit dijo que la sandías que no tienen semillas son las más dulce. Así que si tu frutería vende los pedazos, selecciona la que menos tiene.

Con estos trucos más nunca comprarás una sandía simple.