Por Camilo Fernández
17 octubre, 2018

Si deshacerse de ellos tampoco es una opción, ¿ahora qué hago con ellos?

Pareciera que todo lo más conveniente siempre trae problemas. ¿Por qué todo en esta vida es tan complicado? A menos que te vuelvas un vegano autosustentable en medio de un bosque, estás obligado a enfrentarte con constantes dilemas y solucionarlo con alternativas más complejas.

Ahora nos enteramos que los entrañables recipientes de plásticos son malos.

Amazon

Que sean de plástico ya los hace sospechosos frente al medio ambiente, pero en todas las casas son reutilizados constantemente, transformándose en los objetos más preciados de la cocina. Pobre del que pierda uno.

Son especialmente útiles para las familias con niños. El adulto prepara el almuerzo en él y después se calientan en un microondas y ya. No se rompen, no dejan olor, todo bien.

Amazon

Lamentablemente, no todo son ventajas. Durante el último tiempo se han conocido lo dañinos que resultan ciertos tóxicos de estos recipientes que se traspasan a la comida mientras se calientan. Pero esto ya es conocido.

Hay nuevas cosas para preocuparse.

Los envases en sí mismo pueden poner en riesgo nuestra salud.

Amazon

La Academia Pedriátrica de América afirma que lavar estos recipientes de plásticos en lavaplatos también puede hacer que se filtren químicos dañinos que se encuentran al interior.

Es decir, si calentarlos ya era malo, ahora lavarlos también.

La mejor alternativa es cambiarlos por unos de vidrio. Muchos no consideran esta opción porque son más pesados para transportar y se pueden quebrar, pero al menos no dañan la salud.

Amazon

Otra alternativa son los recipientes hechos de silicona que funcionan similar a los de plásticos.

Ahora depende de nosotros si seguir utilizando nuestros mismos potes regalones, o cambiarlos por una opción más segura.