Por Antonio Rosselot
10 noviembre, 2020

La era de Donald Trump se está acabando, y la policía fronteriza que custodia el muro entre México y EE.UU parece haberse relajado un poco. Si no, pregúntenle a este vendedor de tamales, que nunca esperó hacer una venta internacional tan fácilmente.

El inminente cambio en la presidencia de los EE.UU se siente cada vez más cerca, sobre todo para la comunidad mexicana y latina que se vio perjudicada con la postura bélica e intolerante de Donald Trump hacia la inmigración.

Y en un acto que se robó las risas y gracia de los cibernautas, al parecer la policía fronteriza de EE.UU —la “migra”, como la conocen en México— ya esta relajándose un poco más y abrazando los nuevos tiempos de tolerancia.

vía DW

En un video que circuló en TikTok y luego se masificó a las otras redes sociales, se ve cómo un policía estadounidense de Inmigración le compra tamales a un vendedor del lado mexicano, haciendo la transacción a través del muro que, en ciertos puntos, separa al país azteca del yanqui. En este caso, la situación ocurrió en la frontera de Tijuana.

En el video se ve al vendedor de amarillo pasándole algunos de los productos al policía a través del enrejado del muro, que no entendía nada de español. “Si no te gusta me lo pagas, acábatelo”, le dice el vendedor, pero el oficial no sigue la conversación y le pregunta inmediatamente cuánto cuestan.

TikTok

El agente de la “migra” le da un dólar al vendedor por sus tamales, se sube a su auto policial y se larga, mientras que el vendedor sigue su trabajo promocionando sus tamales a viva voz.

La situación desencadenó muchos comentarios divertidos en las redes, principalmente gracias al comentario que acompañó al video: “Pierde Trump y la ‘migra’ ya puede comprar tamales”, comentó el usuario @soytijuana664 en TikTok.

“A eso le llamo un Tratado de Libre Comercio”, comentó uno de los cibernautas, mientras que otro opinó que “ver a la ‘migra’ comprando tamales a un mexicano es la confirmación de que la era de Trump se terminó”.

Y si lo pensamos, es verdad: el discurso de Donald Trump siempre generó tensión e incerteza dado su alto contenido de racismo e ideas contrarias a la inmigración.

Pero ahora que dejará la Casa Blanca, este intercambio de tamales puede bien ser el símbolo de un nuevo comienzo para ambos países. Bueno, además de ser una situación cómica…