Por Antonio Rosselot
8 septiembre, 2021

“Aquí, celebrando mi cumpleaños. Me compraron un pastel, la bronca es que no hay con quién lo comparta”, comentó este mexicano apodado como “Draculín” en un video. Por suerte, los cibernautas se encargaron de hacerle sentir el calor de una familia en los comentarios.

En cierto punto de nuestras vidas, todos luchamos contra la soledad. Uno puede sentirse bien con uno mismo y valorar los espacios individuales, sin nadie alrededor, pero la verdad es que somos seres sociales y siempre nos viene bien un poco de compañía, aunque varias veces digamos lo contrario.

Y claro, estar de cumpleaños es sinónimo de recibir atención, cariño y felicitaciones. Pero lamentablemente ese no fue el caso de “Draculín”, un albañil mexicano que compartió un video de la triste celebración de su natalicio y se hizo viral por su pena genuina.

TikTok: @user453158701795

El hombre publicó el registro en TikTok, en el que aparece dándose un descanso de su trabajo con un pequeño pastel en la mano. “Aquí, celebrando mi cumpleaños. Me compraron un pastel, la bronca es que no hay con quién lo comparta”, comentó “Draculín”, mientras se le llenaban los ojos de lágrimas.

De todas maneras, aprovechó para agradecer el pastel y comentar en medio del llanto que “está bueno”. De todas maneras, la felicidad siempre debe compartirse y el albañil no tuvo la oportunidad de hacerlo, por lo que los comentarios del video fueron tremendamente compasivos y llenos de apoyo hacia su situación.

TikTok: @user453158701795

“Eres tan fuerte como tu profesión de albañil”, “No te ‘agüites’, aquí andamos todos”, “Échale ganas, te queremos”, fueron algunos de los comentarios de empatía hacia “Draculín”, los que trataron de hacerlo sentir más acompañado en su día especial.

Y todo indica que así fue: los videos siguientes mostraron a un “Draculín” más contento y feliz por la vida, que agradeció a su “familia” virtual por el apoyo y las palabras de ánimo. Sin ir más lejos, hace poquito celebró el millón y medio de seguidores en su cuenta.

Quizás no reemplaza el calor de una persona, pero las redes sociales igual pueden hacernos sentir menos solo y aquí está la prueba.