Por Josefina Bonnefont
15 junio, 2017

Inténtalo, pero no lograrás adivinarlo.

Estos famosos dulces fueron inventados en 1958 por Enric Bernat y desde ese momento que han sido para infaltable de la infancia de millones de personas. Pero además de su rico sabor y lo entretenido que es comerlos, estos caramelos poseen algo particular que nos llama mucho la atención: el agujero que tienen en el palo. Si se fijan, este palo es hueco y tiene un pequeño orificio en un extremo, ¿verdad?

Lo más sorprendente de todo es que ese agujero tiene una utilidad y no es mera casualidad.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

Siempre pensé, hasta el día de hoy, que ese orificio era como una especie de silbato que, claramente, nunca me funcionó. Pero la realidad está bastante alejada de aquella teoría.

Otras personas creen que el orificio es por seguridad, ya que al ser hueco el palo y tener el agujero, si un chico se atraganta con el caramelo sería más fácil respirar… Ok, esto no es así. De partida, el palito de los Chupa Chups no podría obstruir por completo la garganta de un niño.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

Entonces, ¿cuál es el motivo? Eficacia. Al poner el caramelo en el palo, el agujero debe estar hacia arriba. Así, con el caramelo aún blando, entra en el hueco y se forma un “gancho”. De esta forma, el caramelo queda pegado al palo hasta el final, ¿lo entiendes?

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

Bueno, ¿y por qué el resto del palo es hueco? Para economizar. Es decir, mientras menos material empleado, menor es el gasto.

Se aprende algo nuevo cada día. 

Te puede interesar

Crema fría de pepino

6 septiembre, 2017