Por Luis Aranguren
8 noviembre, 2021

En la ciudad de Kanpur, India, vende sus comidas callejeras de lo más feliz. A pesar de su edad, le agrada servir alimento a otros.

Cuando entramos a las redes sociales, podemos encontrarnos con situaciones realmente maravillosas y agradecemos porque fueron documentadas. Vemos algunas situaciones increíbles que valen la pena compartir, no solo como entretenimiento, sino también como una forma para ayudar a estas personas.

Por ejemplo, en las calles de Kanpur, en la India, se compartió el video de un anciano que vende un platillo llamado Chaat.

Instagram / YouTube Swad Official

Según la descripción es saludable y la forma en la que lo prepara es única, pero eso no es lo mejor, porque tiene un ingrediente secreto: Su sonrisa.

Resulta que este señor atiende a todos sus clientes de lo más feliz, siempre con una sonrisa en el rostro, dejando claro lo mucho que ama su trabajo. Algo importante cuando se trata de comida, solo basta con recordar lo que nos han cocinado nuestras madres, para ver lo importante de este ingrediente en la preparación.

Instagram / YouTube Swad Official

El video se publicó en una página de Instagram llamada YouTube Swad Official, donde se ve al señor de lo más alegre armando el platillo.

Con mucha dedicación le agrega todos los ingredientes y además, les corta encima unos cuantos aliños para darle un poco más de sabor. En todo momento mira al cliente de lo más feliz, haciéndolo sentir complacido a la hora de recibir sus alimentos.

Instagram / YouTube Swad Official

Cabe resaltar que no romantizamos el trabajo en la vejez, a muchos nos gustaría que ese anciano y todos los del mundo, pudiesen descansar con tranquilidad en sus hogares tras toda una vida de trabajo.

Pero nos alegra saber que enfrenta las adversidades de la vida con tan buen semblante, algo que hace su trabajo más fácil pues seguro se acercan más clientes. Una buena actitud siempre hace la diferencia, sobre todo cuando se trata de hacer negocios en la calle.

Instagram / YouTube Swad Official

Esperemos que el video se haga cada vez más popular en India y siempre pueda vender todos sus productos, es un ejemplo de nunca rendirse y lo mejor de todo, que la felicidad se contagia. Para este comensal una sonrisa hizo la diferencia, pudo recibir su Chaat lleno de mucha energía positiva.

Nos queda claro que todos quieren comprarle, comida saludable entregada por alguien feliz, la mezcla perfecta.