Por Teresa Donoso
11 mayo, 2017

Se me hace agua la boca.

El mundo se divide en dos tipos de personas: los que aman partir el día con algo dulce y los que no pueden dejar de comer algo salado. En mi caso, pertenezco al segundo grupo y no me imagino un desayuno sin tostadas, aguacate y huevo. Un poco de tomate tampoco estaría de más. Sin embargo, de tanto comer el mismo desayuno te terminas aburriendo y la vida se vuelve triste. Por suerte tenemos este tipo de recetas que nos ayudan a innovar y que, usando los mismos ingredientes, te dan un resultado ligeramente diferente.

Ingredientes:

– 5 huevos duros
– 100 gramos de mayonesa
– Una cucharada de mostaza
– Una cucharadita de ciboulette
– 70 gramos de jamón picado
– Sal y pimienta a gusto
– 3 rebanadas grandes de pan de molde sin borde

Preparación:

1. Muele los huevos con un tenedor y mézclalos con la mayonesa, la mostaza, el ciboulette y el jamón.
2. Forma una pasta homogénea y salpimiéntala.
3. Distribuye la pasta de huevo sobre los panes de molde y enróllalos.
4. ¡Disfruta!

¿Quién iba a pensar que preparar un desayuno tan delicioso y lindo eran tan sencillo? ¡Corre a la tienda por los ingredientes! No te decepcionarás.