Por Gabriela Medina
2 agosto, 2017

La clave está en sustituir un solo ingrediente.

Amamos comer pastel, especialmente en las tardes, pero nos da a veces mucha pereza hacerlo. Para eso existen las rápidas y sencillas mezclas de pastel que hacen todo más fácil. Aunque el sabor está lejos de ser ideal, al menos nos calma las ganas que tenemos de comer algo dulce. Lo bueno es que desde ahora en adelante no tendrás que volver a escoger sabor o trabajo duro, pues un sencillo truco te puede entregar lo mejor de ambos mundos.

El truco viene de Real Simple y nos encantó.

La clave está en cambiar el componente graso del pastel.

De esta forma, lo único que tienes que hacer es sustituir el usual aceite vegetal que te recomienda las instrucciones por aceite de coco. Real Simple afirma que esto hará una gran diferencia y que tu pastel tomará un sabor muy especial y será mucho más esponjoso.

Eso sí, como el aceite de coco suele estar en estado sólido y convertirse en manteca de coco a temperatura ambiente, se recomienda primero calentarlo y permitirle volver a su forma  líquida en el microondas antes de usarlo.

No lo he probado, pero suena que el aceite de coco realmente puede mejorar un pastel de caja.

¡Si pruebas esta receta, cuéntanos si mejoró tu pastel!