Por Lucas Rodríguez
6 octubre, 2020

El viejo Steve, como se bautizó a sí mismo, es de lo más capaz de enseñarnos una que otra sabrosa receta. No lo subestimen.

De entre todas las redes sociales, de seguro que la que más asociamos con los más jóvenes del mundo, es TikTok. La app de teléfono y computador se está convirtiendo en un éxito en todo el mundo, debido más que nada al contenido que suben los jóvenes que se han dedicado a ella. Sean videitos donde hacen mímica de estar cantando una canción, o coreografías que en algunas ocasiones pueden ser de lo más complejas, TikTok es una red social que a los adultos o gente más mayor, le puede parecer algo alienígena, especialmente si a lo que estás acostumbrado es la violencia y los ataques personales que han plagado otras redes sociales. 

Youtube: Old Man Steve

Pero la red social no tiene límites de edad. Un bebé puede convertirse en la nueva estrella de TikTok, así como, digamos, un abuelo de 81 años que enseña cómo preparar sabrosos y simples platos de comida para las cámaras.

Youtube: Old Man Steve

Estamos hablando de Old Man Steve, un abuelo que ya se encuentra en los años dorados de su vida, pero que no ha dejado que la jubilación y la edad lo detengan. Él está acá para enseñárnos a preparar desde ricas galletas con queso, a platos más complejos, que requieren de horno y una mezcla más compleja. 

Youtube: Old Man Steve

Sea por su canal de Youtube o su usuario de TikTok, Steve siempre se presentará con el buen ánimo de un abuelo y la disposición a tomarse el tiempo necesario hasta que aprendamos. Hay otros detalles llamativos dentro de los videos, como que Steve siempre intentará hacernos reír con su elección de sombreros, que no siempre serán el largo, blanco y aflautado sombrero de chef. 

Youtube: Old Man Steve

Stephen Austin, como se llama en realidad esta estrella de las redes sociales, reside en Fort Worth, Texas. Ya tiene más de 500 mil subscriptores a su canal y da por seguro que muchos más se seguirán uniendo. Con su buen talante y ricas recetas, tiene la mezcla de ingredientes ideal para ser un éxito. 

Dado que no tiene hijos, y por ende, tampoco nietos. Steve ha convertido a sus seguidores por redes sociales en sus hijos adoptivos. Él mismo ha dicho que le sirven para hacerle compañía, con lo que nos hace sentir bien por apoyarlo. Todos salimos ganando al seguir los videos de esta gran persona de 81 años de edad.