Por Luis Aranguren
26 noviembre, 2020

Si eres un amante de estos dos tipos de comidas, pues ahora puedes tenerlos juntos y de una manera especial.

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos estado indecisos sobre lo que vamos a comer, sobre todo cuando estamos en grupo. Unos piden hamburguesas y tal vez otros quieren sushi, pensando en eso te ofrecemos una divertida y sabrosa solución.

Una hamburguesa de sushi que reúne lo mejor de ambas recetas en un único y maravilloso platillo, además  es muy saludable.

Pinterest

Si bien la comida asiática siempre ha sido clasificada como sofisticada, en esta ocasión se convierte en algo más atrevido. Es así como conoceremos este híbrido, que es muy económico y no pierde las bases de la realización del sushi.

Lo distinto será que al momento de comer no usarás palillos, sino que le darás un gran mordisco como si de una hamburguesa común tratara.

Para una porción necesitarás:

-400 gramos de arroz shari

-400 gramos de salmón ahumado

-2 unidades de aguacate

-germinados a tu gusto

-salsa de soja y semillas de sésamo

La preparación es sencilla, lo primero que debes hacer es cocinar el arroz después de haberlo lavado correctamente. Luego añade un poco de vinagre y deja que enfríe a temperatura ambiente. para proceder a cortar el aguacate.

Japonais By Morimoto

Retírales la cáscara y córtalas en julianas finas para que se puedan colocar bien dentro de la sushiburguesa.

Luego deberás compactar el arroz y darle una forma circular, lo más parecido que puedas al pan de hamburguesa. Deberás hacer 2 porciones iguales de 200 gramos aproximadamente, para que tengas la base y la parte superior.

Luego deberás colocar el salmón dentro de forma delicada, agregar el aguacate y los germinados al gusto.

Blog Rappi

Una vez cierres la hamburguesa, le puedes agregar las semillas de sésamo por encima y recuerda que la soya va muy bien. Y como dicen en Japón: Itadakimasu o bueno, también es hamburguesa así que podemos decir ¡buen provecho!

Una receta sencilla que puedes hacer para una reunión en la que no tengas muchas ganas de cocinar pero igualmente te quieres lucir. Además, lucirás como una persona interesante que sabe mezclar culturas gastronómicas, así que aprovecha.

Directo al Paladar

Esperamos que te haya sido de utilidad y quisiéramos saber si la haces, qué tan bien te quedó.