Por Teresa Donoso
21 agosto, 2017

Es la receta original.

El pan árabe, también conocido como pan pita, es uno de los panecillos más versátiles que existen. Lo puedes comer y rellenar de diferentes formas y en su versión tradicional se suelen comer con salsas, carne o falafel (croquetas de garbanzos) que se complementan a la perfección con la suave masa. Lo mejor es que a pesar de ser tan delgado igual lo puedes tostar, abrir y llenar de mil cosas, algo que definitivamente lo vuelve muy interesante.

¿Quieres aprender a prepararlo? Los ingredientes son cinco y los pasos también y es tan sencillo que comenzarás a preguntarte cómo fue que no se te ocurrió cocinarlo antes.

La receta viene de La Voz del Muro y es digna de anotar.

Ingredientes:

– 250 gramos de harina de trigo.
– 1/2 cucharadita de sal.
– 10 gramos de levadura.
– 150 ml de agua.
– 5 ml de aceite.

Preparación:

1. Tamiza la harina con la sal y mezcla todos los ingredientes en un bol hasta formar la masa.
2. Deja reposar 15 minutos en una superficie con harina para que se active la levadura.
3. Divide en porciones de 30 a 35 gramos, cortando con un cuchillo. Haz bolitas y déjalas reposar en otro contenedor con harina.
4. Deja que dupliquen su volumen.
5. Una vez listos, estira cada bolita en un mesón con harina hasta que tengan un grosor de dos milímetros.
6. Hornea por cinco minutos a 230º C o cocina en un sartén por cada lado hasta que se infle.

Y ahora, a disfrutar con tus ingredientes preferidos…

¡Pan pita de pizza! ¿No te parece increíble?