Por Antonio Rosselot
5 agosto, 2020

De acuerdo a la ley aprobada en el Senado, los alimentos deberán ser entregados a “entidades receptoras certificadas”, que se encargarán de repartirlo a personas de situación vulnerable. Con esta ley, buscan fomentar los siempre necesarios bancos de alimentos en el país sudamericano.

Se podría decir que hoy en día vivimos en la cultura de lo desechable, en donde las relaciones se arman y desarman con la misma facilidad, donde el plástico es tan común como el aire y donde la comida sobrante se bota en vez de regalarse.

Justamente este último punto es el que se corregirá en Chile en los próximos meses, ya que se aprobó un proyecto en el Congreso Nacional que obliga a las empresas a donar sus alimentos con fecha próxima de vencimiento, prohibiéndoles desecharlos.

Voice of America

Específicamente, el proyecto —aprobado ayer por el Senado y que pasó a la Cámara de Diputados para el próximo trámite legislativo— determina la prohibición de “destruir o desechar alimentos aptos para el consumo humano, perecibles o no perecibles, que han perdido valor comercial”. 

Estos alimentos, que pueden ser descartados por varios factores, deberán ser entregados a las llamadas entidades receptoras, que “distribuirán los alimentos recibidos a instituciones públicas o privadas sin fines de lucro, dedicadas a la atención de personas en situación de vulnerabilidad”.

En caso de que los alimentos ya no cumplan las condiciones para ser donados, podrán ser destinados a alimentación animal o a la elaboración de compost agrícola.

Agriculturers

“Hoy día, cuando hay un clima de hambre y desesperanza dado por esta pandemia sanitaria, este proyecto de ley establece justamente una herramienta. Si bien fue presentado mucho antes de la pandemia, lo cierto es que esto representa un instrumento eficaz para poder combatir el hambre. Un tercio de los alimentos de todo el planeta son destruidos y justamente lo que buscamos en virtud de este proyecto de ley es incentivar los bancos de alimentos”.

Senador Francisco Chahuán en Meganoticias

Además, de acuerdo al senador Guido Girardi, los alimentos deberán ser donados por las empresas seis días antes de que venzan, ampliando la oferta de comida saludable con comida que no está en malas condiciones, sino que sólo tiene problemas en el embalaje o el rotulado.

Antes de la pandemia, sólo el 17% de los chilenos consumía alimentos saludables. Esperamos que ese número suba con esta nueva medida, para poder así ofrecer más alternativas a la gente y evitar el desecho de alimentos.

iStock

En un mundo donde miles de personas sufren por el hambre y la miseria, no podemos darnos el lujo innecesario de botar comida a la basura. Sobre todo si aún puede ser consumida…