Por Teresa Donoso
20 octubre, 2017

Todo comienza en el refrigerador.

Bob Harper, el conocido entrenador del reality para perder peso The Biggest Loser quedó tendido en el piso de un gimnasio en Nueva York hace un mes mientras sufría un ataque cardíaco. La gente a su alrededor se apresuró a socorrerlo, pero muchos quedaron impactados de que alguien con tan buen estado físico pudiera sufrir de un ataque cardíaco tan fuerte. Bob, de 51 años, estuvo en recuperación durante dos semanas y su perrito, Karl, se aseguró de que descansara todo lo necesario.

En una entrevista con TMZ Bob aseguró que creía que todo tenía que ver con la genética: su madre había muerto de un ataque cardíaco por lo que tenía sentido que él también sufriera de uno.

Actualmente el entrenador se ha dedicado a monitorear la actividad de su corazón a lo largo del día y también a revisar de forma muy consciente todo lo que come. De hecho, en un reciente post de Instagram Bob reveló que ha comenzado a consumir una dieta totalmente mediterránea:

La base de esta dieta es el pescado, las frutas, las verduras, los frutos secos, el aceite de oliva y los granos integrales. Varios estudios aseguran que ayuda a disminuir el riesgo de sufrir de ataques al corazón y también de ataques cerebrovasculares.

Esperemos que la dieta, y su potente programa de ejercicios, le ayuden al entrenador a mantener su corazón sano y salvo.