Por Pamela Silva
8 agosto, 2018

Y aún no entiendo muy bien por qué.

Posiblemente, para todos los que hemos visto algún episodio de la versión estadounidense de Masterchef, Hell’s Kitchen o Kitchen Nightmares es un sueño ir a uno de los restaurantes de Gordon Ramsay y cenar ahí (obviamente, a qué iríamos a uno de sus restaurantes sino es comer).

Y aunque comparto, muy fervientemente, ese sueño, las noticias de las que acabo de enterarme sobre el más nuevo de los restaurantes de Ramsay hacen que dude un poco de mis intenciones.

Dos clientes de Hell’s Kitchen -sí, así se llama el más nuevo de los restaurantes de Ramsay- terminaron en Urgencias debido a “lesiones causadas con una bebida”.

CBS News

La información fue confirmada por Caesars Entertainment a The Associated Press, el problema es que no entregaron gran información sobre el incidente en particular.

Porque, ¿qué demonios tiene que tener una bebida para que te produzca lesiones que te hagan ir al hospital?

AP explica que desde la compañía dijeron que habían retirado la bebida en cuestión del Menú, aunque no se especifícó, insisto, de cual se trataba. Según el Vegas Review-Journal fue Rum Donkey, un cóctel estilo tiki.

FOX

Según el menú disponible en la página web de Hell’s Kitchen, el Rum Donkey contiene Cruzan Single Barrel Rum, falernum, azúcar moreno, cerveza de jengibre y fruta de la pasión encendida.

Jon Klassen, jefe de bomberos del contado de Clark, explicó a AP que el departamento de bomberos acudió hasta el restaurante de Ramsay, pero no apagaron ningún incendio sino que transportaron a dos personas al hospital.

Ahora, ¿sigues con ganas de ir a uno de sus restaurantes? Yo si.