Por Luis Aranguren
11 noviembre, 2020

Deliciosas fritadas vende esta pobre señora junto a su esposo en Ecuador. Al comienzo nadie llegaba, pero ahora que las probaron, nadie se va.

El internet es un lugar maravilloso, donde no solo podemos informarnos sobre lo que acontece en el mundo, también podemos ayudar a otros. Sobre todo a las personas mayores quienes suelen tener dificultades para manejar estos métodos y bueno, ahora básicamente todo es por ahí.

En Ecuador, específicamente en Portoviejo hay una pareja de ancianos que se dedica a vender fritadas.

Facebook / Josselyn Cevallos Vera

Para quienes no saben qué es, es un plato típico de este país que consiste en carne de cerdo frita con otros acompañantes. Por su avanzada edad no pueden trabajar en otros lugares y al igual que a todos, la pandemia del coronavirus ha afectado su economía.

Es por eso que se dedican al ramo de la gastronomía por ellos mismos, pero lamentablemente no habían logrado tener muchos clientes.

Facebook / Josselyn Cevallos Vera

Pero gracias a una joven llamada Josselyn Cevallos Vera, quien compartió en Facebook que las “Fritadas El Dolarazo” eran muy buenas, las personas comenzaron a llegar. Contó su historia personal, comentó lo atentos y amables que son en este lugar, suficiente para querer ir.

Gracias a este llamado, muchas personas comenzaron a llegar y es que por tan solo 1 dólar americano se puede obtener uno de sus deliciosos platillos.

Facebook / Josselyn Cevallos Vera

Antes de su anuncio, estos ancianos no parecían vender más de 2 o 4 platos al día, pero por suerte ahora los clientes no paran. Si bien la publicidad de Josselyn Cevallos fue efectiva, todo se debe también a su buena atención y deliciosa preparación.

Claramente no romantizamos el trabajo en ancianos, nos gustaría que pudiesen estar en casa tranquilos y descansando. Lamentablemente la economía no se los permite, por lo que usan sus fuerzas para hacer de comer a quien más lo necesita.

Facebook / Josselyn Cevallos Vera

Doña Aura quien suele atender el local se ha hecho muy querida en la zona gracias a sus platillos.

Esto confirma lo de las manos de madre, al parecer es una habilidad de cocinar excelente y que enamora. Al menos ahora tienen un trabajo fijo, con clientes que seguramente son fijos también lo que asegura que no se detengan los ingresos.

Facebook / Josselyn Cevallos Vera

Nos alegra saber que hay muchas personas que toman parte de su tiempo para ayudar a otros.

Tomó algo de tiempo de sus publicaciones comunes para ayudar a esta pareja de ancianos. Una muestra de solidaridad que nos conmueve y enseña que no se necesita mucho para ayudar, solo tener buenas intenciones.

Facebook / Josselyn Cevallos Vera

Esperemos que las “Fritadas El Dolarazo” sigan vendiendo, se ven bastante deliciosas.