Las indicaciones las dejan en el único lugar que ese desagradable sujeto de Tinder no podrá encontrarlas. En el baño de mujeres.

A cualquier mujer le ha pasado, no mientan, que están disfrutando de una noche ya sea sola o con alguna amiga y se les acerca un tipo excesivamente insistente, que de repente les cambia el estado de ánimo, y su tranquila salida, se vuelve algo incómoda.

O pongamos otro caso, coordinas a través de Tinder u otra aplicación con alguien que jamás habías visto en tu vida y la verdad no te inspiró confianza, pues cada vez son más los bares y restaurantes que están consiguiendo una solución a esos problemas.

You Netflix

Por ejemplo en Hooters de Sudáfrica crean bebidas ficticias con el único fin de ayudarte en esa situación de apuros. ¿Las indicaciones para que entiendas la táctica? en el único lugar que tu acompañante no las podrá encontrar, el baño de mujeres.

Hooters

“¿Su cita de Tinder o Plenty of Fish no es lo que dijeron que estaban en su perfil? ¿Te sientes insegura, o incluso un poco rara? Estamos aquí para ayudarte. Solo ve al bar y pide un ‘Angel shot”.

Si ordenan el trago deben saber con que para que el mesero sepa como actuar, con hielo te llaman un Uber, con limón te llaman a la policía ¿no es demasiado útil?

Según el concepto surgió en Florida (Estados Unidos) y se ha popularizado en distintos establecimientos, lo cierto es que esto es otra lucha por el respeto a las mujeres, por poder prestarle apoyo cuando están más indefensas que no está de más. Nunca sabemos cuando pueda hacer falta.