Por Luis Aranguren
6 abril, 2022

“Si deseas ayuda, quita la tapa de la taza”, escribió el preocupado trabajador intentando salvar a la chica de un momento incómodo.

No todos los héroes usan capa, algunos simplemente sirven café y si ven a alguien en problemas no se lo piensan dos veces antes de hacer algo al respecto. Al menos, así es la historia de un hombre que se dedica a servir los tragos en un Starbucks de Texas, específicamente en la ciudad de Corpus Christi, donde una joven fue acechada por un mal hombre.

Así lo contó la madre de la afectada, quien se mostró muy agradecida cuando su pequeña hija de tan solo 18 años le contó lo sucedido en aquel lugar.

Getty Images

Resulta que cuando la joven fue, estaba sola estudiando, de pronto un hombre se le acercó y comenzó a hablarle, sin conocerla y por supuesto, se sintió amenazada. El barista se dio cuenta de lo que ocurría y llevó una bebida gratis con una nota secreta en el vaso, por si ella quería pedir ayuda.

“¿Estás bien?, ¿quieres que intervengamos? Si lo haces, quita la tapa de la taza”, decía el mensaje, algo simple pero bastante significativo al momento de ayudar.

Facebook / Brandy Selim Roberson

La historia que fue compartida a través de su Facebook ahora no se encuentra disponible, sin embargo, conversó con WKYC y les dijo que su hija fue a estudiar. “Estaba sentada sola en su mesa estudiando y este hombre se acercó y notó lo que estaba estudiando y quería hablar con ella al respecto”, dijo sobre la situación.

Al parecer lo observaron muy animado, por lo que este hombre pensó que podría necesitar ayuda para salir del problema pero por suerte, nada malo ocurrió.

Getty Images

Su hija nunca quitó la tapa, pero antes de irse le agradeció al barista por tratar de ayudarla y asegurar su bienestar dentro del local, un gesto que habla muy bien del personal de ese Starbucks. Cuando la madre se enteró, no hizo más que agradecer también, pues le conmovió saber que un extraño protegía a su hija.

Facebook / Brandy Selim Roberson

“Me hizo sentir muy agradecida de que los empleados de Starbucks la estuvieran cuidando. Como madre, ese es mi peor temor de que algo le suceda a mi hijo y nadie esté allí para ayudar”, dijo y lo bueno es que mientras vaya a ese lugar, estará bien.