Por Lucas Rodríguez
23 junio, 2020

Nada mejor que cuando las cosas que nos gustan de ser adulto, vienen de la manera en que nos gustaba comerlas cuando niños.

Cuando llegamos a la edad adulta, todo pareciera indicar que la diversión ha llegado a su fin. Es hora de elegir un oficio, volvernos buenos para él y comenzar a trabajar. Ahora somos parte de la sociedad, nos corresponde ser la mejor versión de nosotros mismos que nos sea posible.

Amazon

Pero una vez que realmente llegamos a la adultez, nos damos cuenta que no es así. Esta etapa de la vida puede ser tan o incluso más divertida que la infancia. Lo que ocurre es que es diferente. Correr sin razón ni destino hasta que nos desmayamos del cansancio ya no es lo que nos gusta hacer. Preferimos estar en un lugar bello, ojalá al sol, templado, con algo rico para comer y una bebida que tanto sepa bien, como nos comience a soltar. 

Amazon

Por supuesto que el centro gravitacional de esto, es una relación moderada y respetuosa, con las bebidas alcohólicas. Tanto si eres una persona de cerveza, vino o whisky, como si lo tuyo son las miles de mezclas que hay entre jugos y destilados, ya te habrás dado cuenta que hay una enorme cantidad de experiencias sociales, que ocurren en torno al alcohol. 

Amazon

Sin ir más lejos, cuando bebemos con los amigos, incluso pareciera que somos capaces de volver a la época de la infancia, donde hacíamos de todo, sin que nada nos importara. Qué mejor manera de llegar a este punto, que con unas sabrosas barritas de vodka y jugos dulces.

Amazon

El producto, encontrado en las tiendas online de Amazon, promete darnos unas barritas plásticas, rellenas de exquisito líquido dulce y alcoholizado. Lo único que debemos hacer es ponerlas en el freezer, esperar un poco de tiempo y mientras tanto, agendar una reunión por Zoom con tus mejores amigos. 

Amazon

Cuando todo este listo, simplemente sácalos de su sueño helado y prepárate. Un sabor así de fresco, refrescante, y listo para soltar tu cuerpo, eso algo que no se ve todos los días.

Amazon

Anda con cuidado. No olvides que aunque se parezcan a los dulces que comíamos de niños, estos vienen rellenos de vodka. Y si algo hemos aprendido en los años desde que nos independizamos a comenzamos a tomar nuestras propias decisiones… es que con el vodka no se juega. Siempre con respeto y moderación. Por algo es la bebida nacional de Rusia.