Por Antonio Rosselot
6 julio, 2020

De acuerdo a investigadores de EE.UU y China, el consumo moderado —ojo, ¡mo-de-ra-do!— de cerveza ayudaría a mejorar nuestras propiedades cognitivas, que serían incluso más altas que las de una persona no bebedora.

Desde tiempos inmemoriales que nos vienen diciendo que la cerveza puede ser dañina, que no hay que acostumbrarse a beber, que la resaca al día siguiente es demasiado fuerte… sin embargo, la cerveza igualmente se las ha arreglado para ser la bebida favorita de gran parte del planeta.

Y si bien todos conocemos sus propiedades para alegrar cualquier fiesta, la cerveza también tiene una serie de beneficios para nuestro cuerpo.

Un grupo de investigadores de EE.UU y China señaló, mediante un documento publicado en el sitio Jama Network, que el consumo de medio litro de cerveza a la semana ayuda a mejorar las funciones cognitivas relacionadas a la memoria. Es decir, la cerveza es un alimento de los recuerdos.

Tomando como base el HRS —un estudio realizado a alrededor de 20 mil personas de mediana o avanzada edad de EE.UU—, se concluyó que la ingesta moderada de alcohol estaba asociada a una mejor función cognitiva general, y también a nivel individual en cuanto a recuerdo de palabras, estado mental y vocabulario. 

Además, comparado con las personas que no beben semanalmente, en los bebedores leves había una disminución cognitiva menor en todos los dominios estudiados, lo que está en línea con los estudios previos hechos respecto al tema.

Eso sí, hay que tomar en cuenta un detalle importante: estamos hablando de bebedores moderados, no gente que traga cerveza sin filtro alguno.

Es muy importante que este estudio se interprete y entienda de la manera correcta, ya que así se podría trabajar mejor el desarrollo de la memoria; y ésta claramente se verá afectada si te emborrachas todas las semanas.

Así que ya saben, chicos y chicas: un vaso pequeño de cerveza para almorzar los ayudará a tener la mente más despierta. Y no lo decimos nosotros, ¡sino que la ciencia!