Por Luis Aranguren
21 febrero, 2020

Su intención era demostrar que se evitará el uso de preservantes y aunque no sea una imagen fácil de digerir, al menos sus productos serán más frescos.

Esta vez los «Reyes de la Hamburguesa» han decidido ir más allá con su publicidad, mostraron la cara de su deliciosa comida que algunos temen en mostrar. Todo de la mano de la agencia Davic, Ingo y Publicis quienes buscan mostrar el proceso de eliminación de todos los preservantes de sus comidas.

Por ahora eso es una realidad en algunos países de Europa e inclusive 400 locales comerciales de Estados Unidos.

Instagram / Burger King

Según Burger King la meta es que a finales del 2020 no se venda ni una sola Whopper con algún tipo de químicos o colorantes artificiales dentro. Así que podrás degustar una deliciosa hamburguesa natural, siempre fresca para todos.

“En Burger King creemos que la comida real sabe mejor. Por eso trabajamos arduamente para eliminar los preservantes, colores y sabores provenientes de fuentes artificiales de la comida que servimos en todos los países alrededor del mundo”.

-Fernando Machado, jefe de publicidad de Restaurant Brands International

Según Burger King la idea surgió en Escandinavia, el país piloto que retiró todos los preservantes y colorantes artificiales de las Whopper.

El encargado de los Burger King de Suecia y Dinamarca anunció a mediados del año pasado con orgullo que sus Whopper estaban completamente libres de estos químicos. Así fue como comenzó un movimiento y aseguró que pronto todas serán con productos naturales y frescos.

Durante muchos años las empresas de comida rápida han sido criticado por la calidad y materia prima de sus productos, por eso la campaña de Burger King es algo que genera un cambio obligatorio.

Instagram / Burger King

Ahora McDonald´s es el blanco de estas críticas, todavía no se han pronunciado sobre sus propios McCombos pero tal vez deba venderlos pronto. Tal vez debería comenzar a pensar en algo pronto, eso si quiere seguir en la competencia sobre la mejor hamburguesa.

Estos conservantes suelen ser tan fuertes que inclusive un hombre llamado David Whipple, de Utah compró una hamburguesa en 1999 y en 2013 seguía intacta e inclusive en 2019 seguía en ‘buenas condiciones’.

Instagram / Snotrahouse

Esto nos da una idea de todo lo que lleva dentro y que naturalmente no es posible que algo dure tanto, si eso le hace a las hamburguesas imaginen a nuestros estómagos. Qué bueno que haya empezado un cambio en el mundo de la comida rápida, porque todos queremos algo de frescura en nuestras comidas.

Instagram / Snotrahouse

Gracias a Burger King por tomar la iniciativa y hacer de nuestras comidas favoritas algo más saludable.