Por Luis Aranguren
11 noviembre, 2019

Por más de 19 años ha alimentado a quienes más lo necesitan: no se desperdicia ni una sola migaja.

Son pequeños actos los que hacen la diferencia en el mundo, gestos de amabilidad que nos dan esperanzas y enseñan que hay quienes se preocupan por quienes más lo necesitan. Pues esas personas siguen existiendo en el mundo, solo debemos prestar atención porque seguro están cerca de ti.

Al menos así es Fedele, un panadero de Sicilia que por más de 19 años no ha permitido que se desperdicie una sola migaja de pan en su lugar de trabajo.

La Repubblica

Muy cerca de la panadería donde trabaja hay un banco donde cada noche aparecen bolsas de pan, aceite, leche y otros productos del hogar. Fedele es quien lo deja ahí para que el que los necesite pueda tomarlos y tenga algo que comer esa noche.

Existen muchos inmigrantes que no tienen hogar o algunos italianos incluso sin la fortuna de un empleo, para ellos es el regalo para que cuando puedan también lo hagan.

La Repubblica

Todo eso lo aprendió el panadero de niño según La Repubblica, cuando fue a trabajar con su padre y vio llegar a un monje al que al preguntarle que necesitaba solo le pidió un trozo de pan. Al retirarse él lo siguió y pudo observar cómo lo repartía entre la personas que más lo necesitaban.

Ese gran ejemplo no se salió de su mente nunca y sabía que su misión de vida era ayudar a los más necesitados también.

La Repubblica

Él nunca ha buscado el reconocimiento, pero es difícil que tan buena obra no se diera a conocer por lo que muchos se han unido a Fedele. Donaciones que los ayudan a dar más, es un alma caritativa que solo busca ser feliz al ver a los demás siendo feliz.

La clase de ejemplos que necesitamos en la vida, buenos gestos que nos hagan sonreír y nos digan que el bien siempre triunfa porque son más los seres de  buen corazón. No se sabe cuando un buen gesto cambie la vida de alguien, así como tampoco se sabe cómo la vida no los retribuya.

La Repubblica

Esperemos seguir conociendo esta clase de historias que nos llenen el corazón de fuerza, porque Fedele es la clase de persona que todos queremos ser en la vida.