Por Antonio Rosselot
28 julio, 2021

Brittany Reed (EE.UU) había dejado su bolso en casa a la hora de pagar la comida para sus hijos hambrientos y, en vez de cancelar el pedido, el joven cajero llamado Wyatt decidió costearlo con su propio dinero. Conmovida, la mujer viralizó la foto del chico para que la ayudaran a devolverle la gentileza, lo que resultó de maravillas.

¿Hay alguna situación más comprometedora e inquietante que no tener dinero suficiente a la hora de pagar algo? Ya sea por falta de fondos o por haber dejado la billetera en casa, es un hecho que nos causa vergüenza y vulnerabilidad, básicamente por no querer faltarle el respeto a la otra parte ni afrontar las consecuencias que eso podría traer.

Cuando Brittany Reed, una mujer oriunda de Waynesville (Ohio, EE.UU), sufrió esta incómoda experiencia en un McDonald’s del sector donde vive, afortunadamente tuvo a una contraparte que la comprendió y ayudó más de lo que ella hubiese pensado.

FB: Brittany Reed

En una publicación de Facebook que data de octubre de 2020, la mujer cuenta que había ido a buscar a sus tres hijos pequeños a un entrenamiento deportivo, y que en el camino de vuelta estaban muy inquietos. Por lo mismo, Brittany decidió cortar por lo sano y pasar a McDonald’s para comprarles comida rápida a los chicos.

La familia hizo toda la fila en el automóvil para retirar la comida, y para ese punto los tres ya estaban llorando a mares “por una razón o la otra”. Para peor, cuando Brittany se dispuso a pagar todo, se dio cuenta de que había dejado su bolso en casa con todo su dinero. “En ese minuto yo también quise llorar”, confesó.

El chico que la atendía la vio con lágrimas en sus ojos y, cuando ella le confesó que no tenía dinero a mano y que cancelara la orden, el joven no dudó: sacó su propia tarjeta bancaria y pagó toda la comida de inmediato, antes de que la mujer le ofreciera una solución.

FB: Brittany Reed

A pesar de la insistencia, Brittany no pudo convencer al empleado de devolverle el dinero, así que le preguntó el nombre —Wyatt— y le tomó una foto para el recuerdo. En palabras de la mujer, sólo quería tener el registro para divulgar y agradecer la presencia de almas tan generosas en el mundo.

“Sólo quiero que los padres de Wyatt sepan lo amable y compasivo que fue su hijo hoy. Hizo que esta madre estresada parara por un momento y se diera cuenta de que esto es justamente lo que los padres estamos tratando de hacer, formar a grandes personas. Bueno, señor Wyatt, ¡usted es un humano increíble!”.

—Brittany Reed en Facebook

La mujer cuenta que después de llegar a casa con la comida, se devolvió al McDonald’s y le pasó algo de dinero a Wyatt, teniendo que “obligarlo” a recibirlo porque “no quería recibir más de lo que él había pagado”. Sin embargo, la intención de ella era hacerle ver que cuando uno hace el bien, se le multiplica de vuelta.

FB: Brittany Reed

Como si fuese poco, Brittany se enteró de que Wyatt estaba ahorrando para comprarse un automóvil y decidió ayudarlo aún más: abrió una campaña de recaudación en línea con un tope de 5 mil dólares, pero la viralización del caso hizo que explotara todo y a la fecha se ha recaudado la friolera de 50 mil dólares, diez veces lo solicitado inicialmente.

Este tipo de iniciativas son las que necesitamos ver en estas épocas de tanta incerteza y lucha por la pandemia. Son pequeños gestos que nos pueden hacer pensar en un mundo más completo, donde prime el respeto y la empatía entre todos nosotros.