Por Antonio Rosselot
1 septiembre, 2021

Kassia Morgana Rodrigues (Brasil) recibió todo el odio racial de una cliente molesta por la cuenta que le había llegado; no conforme con eso, la mujer llamó a su padre para que fuese armado a amenazarla al bar días después.

Es lamentable, pero tenemos que seguir haciendo hincapié en el tema para tratar de erradicarlo por completo. El racismo ha estado presente en nuestra sociedad desde siempre y, si bien el asunto está siendo mucho mejor tratado y reconocido, aún sigue permeando el trato despectivo hacia los demás.

Los llevaremos a Anápolis (Estado de Goiania, Brasil), donde una camarera de piel negra sufrió una fea discriminación de parte de una cliente que no estaba conforme con lo que le cobraron en el local.

TV Anhanguera

De acuerdo a G1, Kassia Morgana Rodrigues, de 26 años, fue tratada como una “inútil” y “negra fea” por dicha cliente, siendo la primera vez que era atacada de esta manera en su empleo. Como si fuese poco, comenzó a amenazarla con gestionar su despido.

“Ella me dijo: ‘Tienes que soltarte ese moño horrible, eres negra. Tienes que desamarrarte ese cabello viejo y feo. No mereces estar aquí, no mereces este servicio, mañana enviaré a tu jefe a que te despida'”.

—Kassia Morgana Rodrigues a G1

Pero ojo, que lo peor estaba por venir. Cuando la administración del bar oyó estos insultos, decidió sacar a la cliente del lugar; ella respondió amenazando que volvería con su padre, que es policía. Y así fue: el hombre llegó dos días después portando un arma y amenazando a Kassia.

IG: @kassiamorgana

La camarera denunció la amenaza en la policía local y en unos días deberá ir a testificar, mientras que aún no se cita a la cliente y su padre. De acuerdo a las autoridades, este caso califica como “insulto racial y amenaza”.

En el bar, donde Kassia seguirá trabajando, aseguraron que la mujer tendrá “todo nuestro apoyo para llevar el caso adelante”, y que el equipo de trabajo está enfocado en ayudarla con su recuperación emocional.

IG: @kassiamorgana

Y vaya que Kassia la necesitará, porque nadie se merece aguantar tal nivel de violencia y discriminación sólo por el color de su piel. Esperamos que las sanciones para la cliente y su cobarde padre sean ejemplares.