Por Teresa Donoso
5 septiembre, 2017

Ingredientes (5 personas):

– 160 g de canelones.
– 1 cucharada de aceite.
– 140 g de champiñones picados.
– 2 cucharadas de vino blanco.
– 40 g de tocino picado.
– 120 g de espinaca picada.
– 400 g de queso fresco (ricotta).
– 40 g de queso parmesano rallado.
– 160 g de tomate triturado.
– 160 g de nata (crema de leche).
– Nuez moscada, sal y pimienta a gusto.

Preparación:

1. Precalienta el horno a 180ºC.

2. Pre-cocina los canelones en abundante agua hirviendo durante 3 minutos.

3. Calienta el aceite en una sartén y saltea los champiñones hasta que estén tiernos, añade el tocino y cocina hasta que se ponga dorado y crujiente. Incorpora la espinaca, salpimiéntala, y cocínala hasta que esté tierna.

4. En un bowl combina la ricotta con la mezcla de espinaca y la mitad del queso parmesano. Aliña con nuez moscada.

5. Con un cuchillo corta los canelones en dos y luego rellénalos con la mezcla de ricotta.

6. Cubre la base de una fuente para hornear con los tomates triturados y distribuye de manera vertical los canelones sobre ésta.

7. Vierte la crema de leche y el resto del queso parmesano sobre los canelones. Hornéalos durante 40 minutos, ¡y disfruta!