Tuvo que postularse para 50 empleos antes de recibir su primera oportunidad. Pero nunca se rindió, los límites los pones tú mismo 💪

En nuestro día a día solemos quejarnos de todo, los detalles más simples nos molestan, por ejemplo estar manejando y encontrar mucho tráfico, perdernos nuestro programa favorito por llegar muy tarde, de todo.

Tantas cosas para las que usamos nuestros sentidos, nuestro cuerpo: manos, ojos, piernas y que para otros son prácticamente «un lujo» ya que lastimosamente no cuentan con algo que para nosotros es normal.

Facebook: Icing on the Cake

Como Emily Athey, estudiante del Pikes Peak Community College. La pequeña panadera de Colorado Springs es un buen ejemplo a seguir, con cero complejos y a pesar de ser legalmente ciega, no se da por vencida por alcanzar sus metas.

A pesar de haber sido rechazada por hasta 50 restaurantes a los que se había postulado, hasta que al fin recibió la oportunidad. Lleva 6 meses en Icing on the Cake y ya ha empezado a mostrar sus habilidades que fueron subestimadas en un principio por otros negocios de la industria.

Facebook: Icing on the Cake

“Ella es una delicia, ha aprendido a decorar bizcochos y galletas. También puede hacer decoraciones de fondant, rellenar pasteles y moldes para cupcakes. es una gema y Estamos orgullosos de tenerla como parte de nuestro equipo»

Icing on the Cake en Facebook

Más allá de la alegría que genera ver a una pequeña como esta triunfando desde temprano, adquiriendo responsabilidades y destacando, es un verdadero motivo de inspiración que una chica que aún no es mayor de edad se anime a formar parte de un equipo de trabajo, aprenda y salga adelante con su condición.

Facebook: Icing on the Cake

El mundo se acaba cuando tenemos una ‘desventaja’, pero solamente si lo permitimos, hay que esforzarnos día a día por salir adelante.