Por Lucas Rodríguez
25 noviembre, 2019

Lo mejor de todo, es que ya no tendremos que quitar restos de helado de las paredes.

El helado es una de esas cosas que no importa en el formato en que venga, la manera en que lo comamos, el color o lo que sea, siempre va a ser una experiencia disfrutable. Si dejamos de lado la pizza, de muy pocas otras cosas podemos decir lo mismo. Incluso hay algunas personas que dicen disfrutarlo cuando ya fue derrotado por las condiciones y yace derretido sobre alguna superficie. La verdad es que nosotros optamos por una manera de disfrutar los helados que sirva para subrayar su sabor y frescura, más que jugarles en contra. 

Si has probado los helados que vienen entre medio de galletas blandas, sabes exactamente a lo que me refiero. Conocidos como sándwiches helados, estas maravillas son un poco de helado, generalmente de vainilla aunque no hay razones para no experimentar con otros, apretada entre dos superficies esponjosas, como una galleta pero que aceptó sin problemas su rol subordinado bajo la emperatriz del dulzor que es el helado.

Belle of the kitchen

Pero hay que admitir también, que muchas de estas preparaciones a veces conllevan una cantidad no menor de trabajo y esfuerzo. Debemos sacar hoyas, cucharas, harina y muchos otros ingredientes y dedicar una buena parte de la tarde a confeccionar estas delicias; si no le damos el esfuerzo suficiente, más que seguro que nos quedaran de una calidad inferior. 

¿O acaso no es así? Si le podemos creer a Chip’s Ahoy, y no hay razón para no hacerlo, es de lo más posible crear sándwiches helados de gran calidad, sin tener que ensuciar la cocina por completo. Lo único que debemos hacer es desempolvar esa tarjeta de crédito e invitar a nuestro hogar a su más reciente creación: el kit de preparación de sándwiches helados.

Walmart

El sistema es bastante simple: colocando una galleta arriba, el tubo nos sirve para medir la cantidad de helado que queremos. Una vez está adentro, se coloca la otra galleta abajo. Con un poco de presión, se logra que ambas queden a presión, dándole el sello perfecto para que nuestro sandwich helado no vaya a botar helado, ni menos aun, privarnos de un solo centímetro de sabor. 

Walmart

Si te parece una idea que te gustaría considerar, puedes ver las posibilidades de envío y los precios por acá. Por supuesto que es más sencillo conseguirlo si vives en los Estados Unidos, pero con cómo están las cosas hoy, no sería extraño que se pudiera enviar a cualquier parte del mundo.