Por Catalina Maldonado
3 diciembre, 2020

De la producción de aceite en el mundo, el 84% solo se produce en dos países, Indonesia y Malasia, donde se han talado bosques y el hogar de miles de orangutanes. Ahora gracias a este nuevo descubrimiento, se podrían proteger estas áreas.

Buscar formar alternativas y más amigables con el medio ambiente es la tónica de estos últimos años. Miles de científicos en todo el mundo trabajan arduamente por encontrar estas soluciones pues situaciones como el calentamiento global o el sufrimiento animal cada vez preocupan más a la sociedad. Ante esto, uno de los problemas que se han discutido con fuerza es la destrucción de la forestación y hábitat de los orangutanes a causa de la producción de aceite de palma. 

Siendo una solución que todo el mundo estaba buscando, dos científicos de alimentos en Canadá han logrado encontrar la fórmula ideal que sustituye el aceite de palma a través de un proceso ecológico y sin invasión al medio ambiente.

Greenpeace

Como te contábamos, el aceite de palma es quizás la causa más grande de deforestación tropical en el mundo. Debido a una combinación de hallazgos científicos previos y cualidades naturales, se llevó a explotar este cultivo, donde actualmente el 34% del aceite vegetal proviene de la palma, y donde el 84% proviene de Indonesia y Malasia, hogar de los afectados orangutanes que han perdido su hogar e incluso la vida por la tala de árboles.

Greenpeace

Ante esta problemática, ahora los científicos de la Universidad de Guelph encontraron la fórmula que replica como el cuerpo crea triglicéridos y puede contener grasas vegetales líquidas en forma sólida a temperatura ambiente, la principal ventaja del aceite de palma.

El aceite de los investigadores podría usarse como reemplazo del problemático producto de palma en una variedad de alimentos preparados como mantequillas de maní, galletas y masa de pizza, así como en cosméticos e incluso pasta de dientes.

Universidad de Guelph

Para Alejandro Marangoni, científico de alimentos involucrado en el proyecto, el desafío era crear un aceite que se mantuviera sólido a temperatura ambiente y que, de preferencia, no tuviera tanto contenido de grasas saturadas. Por eso, combinó enzimas con glicerina para producir aceite vegetal sólido sin agregar grasas saturadas adicionales.

De esta forma, este importante invento evitará las destructivas plantaciones de palma aceitera como una necesidad básica y al mismo tiempo, promete mantener precios bajos pues el proceso inventado podría utilizar la mayoría de los aceites vegetales como el de semilla de algodón o de maní.

Pixabay

Sin duda los orangutanes les agradecen.