Por Lucas Rodríguez
10 mayo, 2021

La chef es el orgullo de su estado de Chiapas, en México. Su restaurante, llamado Kokono, se especializa en la comida de su región.

Dado que la mayoría de los rankings y publicaciones internacionales, se alimentan principalmente de personas que fueron formadas en Europa o Estados Unidos (los lugares en que se encuentran los mejores centros de formación, así como las mejores condiciones para que una persona pueda especializarse al mejor nivel), es raro escuchar que quienes nos formamos en lugares menos afortunados llegan a formar parte de ellos. Pero al mismo tiempo, hay una larga tradición de personas formadas en el esfuerzo y las condiciones adversas, que logran llevar el manto por Latinoamérica. 

@kokonomx

Un muy buen ejemplo de ello puede ser Claudia Ruiz Sántiz, una chef que acaba de ser reconocida como una de las más importantes del mundo, en la categoría de los 50 menores de 50 años, de la publicación The World’s 50 Best.

@kokonomx

Parte de lo que vuelve importante el reconocimiento de Claudia, son sus orígenes. No solo mexicana, sino que la mujer es oriunda de Chiapas, perteneciendo al pueblo indígena tzotzil, un estado que pocas veces vemos aparecer mencionado en las publicaciones internacionales. 

@kokonomx

La historia de Claudia es muy particular. Luego de formarse en su ciudad de origen, consiguió llamar la atención del chef Enrique Olvera, quien destacó el recetario en español y tzotzil del que hacía gala Claudia. Con Enrique fue a trabajar a Pujol, desde donde pasó al Máximo Bistrot de Lalo García en la Ciudad de México. 

@kokonomx

Luego de estas importantes experiencias formacionales, Claudia regresó a su ciudad de origen para abrir su propio establecimiento.

@kokonomx

Llamado Kokono, su restaurante es famoso en la zona por ofrecer una mezcla de la tradición con la modernidad. Lado a lado con las máquinas de última tecnología, se encuentran las recetas tzotzil, así como los ingredientes originales de la zona de Chiapas. Lo que hizo que Claudia fuera destacada por la publicación fue precisamente esta llamativa combinación entre el pasado y el presente. 

Como ella habrá muchas otras mujeres que salgan adelante para representar a sus lugares de origen. Lo importante de la victoria de Claudia es que hace que otras puedan ver que realizar sus sueño es posible. Así mismo, que llegar a recibir un reconocimiento internacional no es algo que solo puede existir en los sueños.

Lo importante es que vean el valor de llevar sus tradiciones con ellas sin importar a donde las lleve la vida.