Ambos gigantes de las bebidas se comprometieron con el medio ambiente y ahora apuestan por un empaque totalmente reciclable hecho de azúcar de maíz, trigo y remolacha.

Actualmente ser consientes con la contaminación es algo bastante urgente, y es que cada vez son más las personas que nos damos cuentas de las terribles consecuencias que la basura ha estado dejando en nuestro mundo. Pero eso no solo queda en nosotros, sino que también las marcas que producen los residuos se han comprometido.

Por eso Coca-Cola y la cerveza Carlsberg, dos gigantes de bebidas en el mundo, han apostado por un nuevo y emocionante plástico que está hecho en base a plantas para evitar que sus desechos sigan contaminando al mundo.

AP

Toda esta idea nace gracias a la compañía bioquímica holandesa Avantium, quienes han desarrollado un material ecológico, destinado a descomponerse completamente en solo un año, lo que realmente es una avance en cuanto a reciclaje.

¿Pero cómo esto puede ser posible? La solución la encontraron a partir de cambiar los combustibles fósiles utilizados en las botellas de plástico, por una composición en base a azúcares vegetales. 

Carlsberg

Este material se usuaria para crear una capa protectora y reciclable dentro de una botella de cartón o papel, reemplazando los contendedores normales, y así reduciendo la huella de carbono que en gran medida proviene de los fabricantes de bebidas.

Pero si te preocupa que quizás esta nueva solución no sea resistente, desde The Guardian informaron que la compañía holandesa está diseñando el material para que pueda contener bebidas carbonatadas sin sufrir daños.

Avantium

En cuanto a la descomposición del material, los primeros ensayos han demostrado que puede desaparecer dentro de un año en un compostador, o bien dentro de unos años si la botella se deja afuera en condiciones normales. Pero claro, lo ideal es que este también sea reciclado después de su uso.

Inicialmente el proyecto fabricará 5.000 toneladas de plástico vegetal anualmente, donde sus mayores componentes son azúcar de maíz, trigo y remolacha.

Carlsberg

Según los planes de Coca-Cola y Carlsberg, esperan que estos nuevos y innovadores contendedores estén en las estanterías para 2023, siendo tendencia para ir en camino hacia industrias más ecológicas.

Es momento de ir hacía un mundo libre de plásticos.