Por Antonio Rosselot
14 mayo, 2020

Esta repugnante y antihigiénica gracia salió bastante cara: el «chef» se quedó sin trabajo y el restaurante —ubicado en Xi’an (China)— deberá pagar una multa carísima, corriendo el riesgo de ser clausurado.

Si bien el tema de la higiene ya debía tomarse con mucha seriedad antes, imagínense ahora, cuando estamos en medio de una crisis sanitaria sin precedentes, en donde cada vez que sales y te relacionas con otras personas corres el riesgo de contagiarte del temible COVID-19.

Muchos de nosotros estamos siendo muy cuidadosos con los protocolos de higiene para evitar ser vectores del virus. Pero por esas lamentables cosas de la vida, aún hay gente que sigue teniendo la pésima costumbre de escupir, y sobre todo ahora, cuando precisamente usamos las mascarillas porque la saliva acarrea el virus.

Sin embargo, aparentemente no todos tiene claro que el tema de la saliva es serio e incluso lo ignoran olímpicamente. Es el caso de este mal llamado chef de un restaurante en Xi’an (China), que no dudó en echar un buen poco de saliva en la comida de su cliente y seguir cocinando en el wok como si nada.

Esta asquerosidad tremenda fue captada por las cámaras de seguridad del restaurante y, de acuerdo al medio Sin Chew Daily, el chef lo habría hecho a modo de venganza, ya que el cliente en cuestión habría devuelto el plato y pedido que lo cocinaran de nuevo.

Sin embargo, todo fue para peor. Cuando el plato «fresco» llegó de nuevo a la mesa del cliente, éste descubrió una colilla de cigarrillo en la comida y pidió ver el registro de las cámaras de seguridad. El espanto fue total: el cliente vio in situ la escena del escupitajo, y para qué decir que el cocinero estaba sin su mascarilla reglamentaria.

La negligencia y soberbia del chef le saldrá carísimo al restaurante, que tendrá que pagar los platos rotos de toda esta insólita situación: además de que se arriesgan a que el restaurante sea suspendido —y eventualmente clausurado—, deberán desembolsar alrededor de 14 mil dólares de multa.

YouTube

Y todo por culpa de esta persona sin modales ni respeto por los demás, que se creyó mucho más grande que una pandemia y terminó sin trabajo y ganándose el odio de internet.