Por Antonio Rosselot
29 octubre, 2019

«El Papi», dueño de la Birriería Azteca (Ensenada, México), trasladó su negocio a las zonas de riesgo para alimentar a estos valientes bomberos, que ya tienen controlado cerca de un 70% del fuego en la zona.

Actualmente, la región de Baja California (México) está sufriendo una serie de devastadores incendios forestales, los cuales están afectando a más de 10 mil hectáreas de los municipios de Ensenada, Tecate y Rosarito.

Milenio

Si bien la Comisión Nacional Forestal informó que ya está controlado cerca de un 70% de los incendios en las primeras dos localidades, el trabajo de los bomberos ha sido incansable y sin pausas, arriesgando su vida para remediar este terrible hecho.

Todos sabemos el sacrificio que hacen los bomberos, probablemente los trabajadores más comprometidos con su labor en la sociedad. Y como se les ve generalmente como una fuerza de ayuda, a veces nos olvidamos de que son humanos y de que tienen necesidades.

TW: @alisguerra8

Esta fue la misma reflexión que hizo un generoso individuo conocido como «El Papi», quien trasladó momentáneamente su negocio —Birriería Azteca, ubicado en Ensenada— a una de las zonas de riesgo para alimentar a los exhaustos rescatistas con lo que mejor sabe hacer: tacos de birria.

El periodista independiente Alfredo Álvarez hizo eco de esta noble acción y, en una publicación de Facebook, mostró el gesto del taquero al mundo. El post acumula 35 mil reacciones y ha sido compartido más de 4.500 veces:

Vendedor de birria de Ensenada, subió hoy sus ollas al pick up y se fue hasta el centro del problema para darles taquiza a los bomberos que enfrentan las llamas por más de 24 horas

Posted by Alfredo Alvarez on Friday, October 25, 2019

Los cibernautas respondieron con agradecimientos y alabanzas hacia la labor de «El Papi». Veamos algunos comentarios:

Facebook
Facebook
Facebook
Facebook

Vale destacar el noble y desinteresado gesto de «El Papi» hacia los bomberos, pero las llamas siguen incendiando el territorio.

Esperamos de corazón que se pueda controlar este escenario tan infernal, y que las cosas en la bella Baja California vuelvan a la normalidad.