Debido a la pandemia por coronavirus sus shows como el payaso Cocolito quedaron en el pasado. Ahora un nuevo puesto de alimentos le da sus ingresos económicos.

La crisis sanitaria ha afectado a toda la población mundial. No poder ir a trabajar y quedarnos en casa, ha hecho que muchas personas se hayan tenido que reinventar con sus trabajos y buscar nuevas formas de llevar dinero a casa.

Así lo hizo de forma muy inteligente Roberto Alfaro, conocido artísticamente como payaso Cocolito, quien tras estar cuatro meses sin hacer sus presentaciones, ha decidido emprender con un puesto de verduras y frutas para sobrellevar la crisis. 

elsalvador.com

Este divertido payaso de El Salvador trabaja a tiempo completo en un circo ubicado en Quezaltepeque y que claro, producto de la pandemia, ha tenido que cerrar sus puertas y dejar de vender entradas para sus shows.

De esta forma, y por la escasez de alimentos que ahora estamos viviendo, Roberto Alfaro, alias Cocolito, vio su oportunidad e instaló su propia venta de verduras y frutas en las afueras del centro comercial de Ciudad Versalles, lugar donde vive hace diez años, según consigna un medio local.

elsalvador.com

Con el fin de tener un ingreso económico durante esta cuarentena, Alfaro le dijo al medio: «Pesé a que nos hemos quedado sin trabajo, hay que rebuscarse y por eso decidimos juntos a mi esposa instalar esta pequeña venta».

elsalvador.com

De esa forma, ahora ha formado este nuevo negocio junto a su esposa, quien también es vendedora del puesto a la par junto a «Cocolito».

elsalvador.com

En cuanto a los productos que ofrecen, la pareja vende prácticamente de todo. Tomates, chile, cebolla, plátanos, limones e incluso tienen huevos frescos para sus clientes, a los que les han puesto divertidos carteles con sentido del humor para llamar la atención.

elsalvador.com

Ante esta crisis que él como tanto artistas viven, Roberto ha hecho un llamado a todos sus colegas de las tarimas no tienen un ingreso fijo, que busquen un emprendimiento para llevar ingresos a sus casas.

Además, claro que ya ha ganado un fanáticos que van a comprar sus verduras y de paso se toman fotografías con él, ya que es muy conocido por su papel de Cocolito en la zona.

elsalvador.com

Una lección de fuerza y superación.