Por Antonio Rosselot
28 noviembre, 2019

Según una especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (Tijuana), dicha porción debe ser de 100 gramos, la cuarta parte de un aguacate. Aunque será difícil no comérselo completo…

El aguacate es sinónimo de bastantes cosas: placer, alimento de los dioses, desayuno, almuerzo, cena, tostadas, belleza estética, verde profundo, y varias otras más. Pero lo que la gente mira en menos del aguacate son sus propiedades biológicas, que no son para nada menores.

De hecho, según estudios de especialistas, comerse una cuarta parte de un aguacate al día —es decir, 100 gramos— tiene muchísimos beneficios para la salud, impactando en los niveles de glucosa y colesterol específicamente.

Rocío Romero, nutrióloga del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tijuana, comentó que consumir esta porción de delicioso aguacate es recomendado por los especialistas. Sí, este fruto tiene un alto contenido calórico, pero por eso se sugiere ingerir solo una porción, sobre todo si hay obesidad o sobrepeso. Aunque sabemos que es muy difícil no comerse el aguacate completo…

Además de disminuir los niveles de glucosa y colesterol, ingerir 100 gramos de aguacate también ayuda a mejorar la circulación sanguínea, ayuda a disminuir la depresión y la tensión nerviosa, favorece una buena digestión y además, protege al estómago de gastritis y úlceras.

Por otra parte, el aguacate es un fruto muy rico en magnesio, potasio y hierro, elementos que son esenciales para generar y transmitir impulsos nerviosos, además de normalizar la actividad muscular e intervenir en el balance del agua tanto dentro como fuera de las células.

Y como si fuese poco, sus propiedades alcalinas protegen y suavizan las mucosas de todo el cuerpo y disminuyen así la presencia de complicaciones digestivas. Por lo mismo, su consumo es muy recomendado para personas con anemia.

Ya lo sabes. Si el aguacate antes ya era delicioso de por sí, ahora lo comeremos con más ganas sabiendo lo bien que nos hace. Pero recuerden, ¡siempre con moderación!

O no, jejeje.