Por Javiera Oliden
2 enero, 2018

Necesitas un poco de paciencia, pero vale la pena.

Las frutas confitadas son estupendas para hacer todo tipo de postres, o para comerlas solas. Es por eso que aprender a prepararlas tu mismo es muy útil. Es verdad que necesita paciencia y toma algo de tiempo, pero no es difícil. Si te interesa, aprende a hacerlo en 10 pasos, con estos consejos de Cocina Casera.

1. Elige la fruta

Puede ser cualquier tipo de fruta, pero lo importante es que elijas la que esté en su punto de maduración.


2. Límpiala a consciencia

Retira huesos, pepas y piel, incluyendo la membrana blanca de los cítricos para evitar que queden amargos.


3. Elige el recipiente adecuado

https://www.instagram.com/p/BMCaBA3BJ99/?tagged=cookingbowl

No puedes hacer frutas diferentes en el mismo, ya que dependiendo de su textura necesitarán distintos tiempos.


4. Corta la fruta

Como quieras, gajos, cubos, láminas, tú eliges. Eso sí, es recomendable usar una medida exacta en términos de peso, por ejemplo un kilo, para saber las equivalencias del resto de lso ingredientes.


5. Agujerea y remoja

Agujerea la superficie para que penetre el almíbar. Déjalas remojando en un bol con agua, que debe cubrirlas por completo, por 24 horas.


6. Caliéntalas en agua

Luego de escurrirlas, las vuelves a cubrir con agua fría. Las calientas hasta que empiecen a flotar, y luego las cuelas, y las pones en agua con hielo para que se enfríen durante unos segundos. Luego, las vuelves a escurrir.


7. Hervir agua y azúcar

En una olla, debes poner la misma cantidad de azúcar que la que tienes de fruta (por eso es importante que sepas cuánta fruta estás confitando), sin poner las frutas. Luego, pones el agua, cuya cantidad debe ser la mitad de lo que pusiste de azúcar. Cuando el azúcar se disuelve, añades las frutas.


8. Hervir el almíbar

Cuando hierva suavemente, sacas las frutas y las pones en una fuente por un rato, dejando que el almíbar se espese un poco. Cuando eso ocurra lo retiras del fuego, dejas que se enfríe un poco, y se lo pones a las frutas. Deben reposar por 12 horas.


9. Repetir y paciencia

De vuelta a la olla con el almíbar, una vez que hierva, pones las frutas. Dejará de hervir. Cuando hierva nuevamente, sacas las frutas. Repites el proceso de ponerlas en una fuente, verter el almíbar sobre ellas y dejarlas reposar por 12 horas. Las idea es repetir esta parte del proceso hasta que las frutas hayan absorbido todo el azúcar.


10. Sécalas

Según explican, “la mayoría de frutas estarán listas tras repetir 4 ó 5 veces este proceso“. Luego de eso las pones sobre una rejilla para que se sequen, ya sea poniéndolas al aire libre o en el horno a una temperatura que no supere los 50ºC, volteándolas cada cierto tiempo para que se sequen de manera uniforme.

Tomará algo de trabajo duro, pero mira la recompensa:

https://www.instagram.com/p/Ba0oUnPguGQ/?tagged=fruitsoaking

¿Listo para siempre tener frutas confitadas caseras?