Por Catalina Maldonado
23 abril, 2020

Bananos, plátanos y limones son parte de los alimentos que varias comunidades de Costa Rica recolectaron y repartieron a los más vulnerables.

En tiempos de coronavirus, la situación no ha sido fácil y es que a medida que pasan los días, al parecer aún no tenemos un camino concreto o ver la luz del camino para terminar con esta lucha contra el virus. Sin embargo, las buenas acciones nos ayudan a ver que siempre hay esperanzas.

Distintas comunidades indígenas han decidido ayudar a los más vulnerables por la crisis de COVID-19 con la donación de diferentes alimentos que ellos cultivan en sus territorios.

Asociación Costa Rica Azul

Los indígenas de Bribi, en Talamanca de Limón, en Costa Rica, no ha podido hacer vista gorda a la situación difícil que viven las personas y con mucho esfuerzo han retirado bananos, plátanos y yuca, entre otros productos, para ser entregados en todo el país como gesto de solidaridad. 

Esto ha sido también de una muestra de agradecimiento por el apoyo que han recibido de todo Costa Rica anteriormente, cada vez que han necesitado de algo. 70 racimos de banano, 900 racimos de plátanos, 150 kilos de yuca y un saco de limones, fue el significativo aporte.

Asociación Costa Rica Azul

Las comunidades indígenas costarricenses que participaron en este aporte los Amubri, Suiri, Cuaska, Coroma, Sepeque, Yorkim y Bambú, y los alimentos fueron repartidos en varias zonas del país.

La forma en que estos alimentos podrán ser dirigidos a todo el país es a través de la Fundación Lloverá, que se enmarca en el convenio que han realizado con la asociación Costa Rica Azul, encargada de la distribución mediante comisiones locales de emergencia.

Asociación Costa Rica Azul

Desde ya hace varios días que la Fundación Lloverá Comida ha creado participado en la superación de la crisis en Puerto Rico, a través de la plataforma #SúperSolidario, que tiene como objetivo llevar alimentos a las personas que se han visto más afectadas por la pandemia.

Por medio de la página web de la fundación, las personas pueden ingresar y depostar dinero al comprar cajas de comida de diferentes montos, que van desde los 15 mil hasta los 30 mil colones, es decir, desde 26 dólares a 50 dólares aproximadamente.

Asociación Costa Rica Azul

“Nosotros a través de los centros de comunitarios dividimos los recursos a esta población necesitada (…) a los comités cantonales de emergencia que están anexos a las municipalidades. Maquilamos los diarios en un centro de tratamiento de Hogares Crea, ellos está haciendo estas cajas para las familias necesitadas, en lugar de pedir plata, están haciendo esto” señaló.

De esta forma, todo el dinero recaudado es en ayuda a los más vulnerables, a través de la creación de estas cajas de mercadería. Visita aquí la página para saber del proyecto, que ya ha logrado ayudar a 145 mil personas en todo Costa Rica.

Todo aporte es bienvenido en estos tiempos.