Por Camilo Morales
28 diciembre, 2020

Más de mil camiones siguen detenidos en la frontera de Kent, Inglaterra, luego de que esta cerrara por la pandemia del COVID-19. Incluso, se han vivido hechos de violencia entre los conductores y las autoridades de la zona.

La pandemia del COVID-19 ha provocado el cierre de fronteras en algunos países del mundo, algo que ha ocasionado largas filas de automóviles e incluso camiones. Eso fue lo que ocurrió en Kent, Inglaterra, en donde cientos de camiones han quedado varados durante días. 

Es por eso que desde la comunidad sij, que la forman personas adherentes a la religión del sijismo, en un gesto solidario, prepararon más de 800 comidas en la cocina Langar de Gurdwara para llevarlas hasta los camioneros que están dejados a su suerte en Inglaterra, debido al cierre de la frontera de Dover.

Kent Online

Este grupo de voluntarios trabaja codo a codo con la organización humanitaria Khalsa Aid, quienes también se contactaron con las autoridades de Kent para poder llevar a cabo esta acción. Según Kent Online, uno de los portavoces de la organización dijo “Hicimos algunas llamadas telefónicas para reunir a los voluntarios porque ya estamos haciendo Langar, donde entregamos a personas vulnerables“.

Twitter @Khalsa_Aid

La policía de Kent participó activamente, escoltando a Ravinder Singh, el fundador de Khalsa Aid, para llevar la comida hasta los conductores de camiones. Esta comida consistía de 500 paltos de curry y 300 platos de fideos y salsa de champiñones.

Kent Online

La iniciativa fue aplaudida de inmediato por las redes sociales, en donde algunos usuarios recalcaron el acto solidario. Una de las personas comentó que era “un gran gesto de solidaridad y amabilidad. Me alegro mucho de que alguien se haya tomado la molestia de ayudar a esos pobres conductores, porque nuestro gobierno inútil ciertamente no lo hará“. Mientras que otra persona destacó que “esto no es político. No religioso. No cultural. Pero esto es compartir bondad“. 

AP

Por ahora, más de mil camiones continúan varados en Kent y se siguen las conversaciones con el gobierno francés para reabrir la frontera. Durante los últimos días se han vividos jornadas tensas, en las que los camioneros se enfrentaron violentamente con la policía de Kent.