Por Luis Aranguren
5 abril, 2021

Su sueño siempre fue tener su propio computador, pero su madre no puede pagarlo. Por eso puso manos a la obra e hizo sus negocios.

Todos hemos querido tener algo cuando somos niños, probablemente hayan sido juegos o algo más, pero no todos tienen esa oportunidad. Hay quienes simplemente no pueden adquirir lo necesario para ir a sus clases en el colegio y hacen todo lo posible por estar a la par de sus compañeros.

Un ejemplo de esto es un niño de 7 años llamado Francisco, quien desea comprar una computadora para poder estudiar con tranquilidad.

Facebook / Pizzas do Fran

El pequeño que vive con su madre de 39 años en Sao Paulo, a duras penas logran llegar a fin de mes por los gastos y eso no ha sido una prioridad. La idea era que en Navidad, este pequeño niño pudiese obtener su deseada computadora pero por razones económicas su mamá no pudo comprarla.

Facebook / Pizzas do Fran

Aunque le prometieron que su querido obsequio le llegaría después, Francisco no quería seguir esperando por lo que decidió montar un negocio y con ayuda de su madre llegó la idea de las minipizzas.

“Como está muy ansioso y lleno de actitud, dijo que necesitaba empezar a vender algo para ahorrar dinero y comprar la computadora. Entonces pensé: ¿qué podríamos vender? Fue entonces cuando surgió la idea de vender minipizzas, dijo la madre”.

–Seara Santana dijo a Noticias do Brasil

Fue entonces cuando nació “Pizzas do Fran, un negocio que gracias a las redes sociales lograron impulsar, pero no solo era para vender sino también para contar sus sueños y lo que impulsó la creación de este negocio.

Facebook / Pizzas do Fran

Uno de los clientes conmovidos, no solo por la historia sino que al probar el delicioso sabor de aquellas pizzas, decidió contactar a la madre y contarle sobre el regalo de una computadora. Un repartidor llegó al día siguiente con su esperado obsequio, con la que podría hacer sus tareas y también jugar.

Facebook / Pizzas do Fran

Este pequeño emprendedor alcanzó su meta, pero sabe que ahora debe ir por más, pues el negocio se ha convertido en algo rentable. Además, es una forma de generar ingresos y ayudar a su madre, quien a diario se hace cargo de pagar las cuentas y cuidarlo.

Facebook / Pizzas do Fran

Sin duda es un pequeño con grandes valores inculcados y con un futuro prometedor, pues desde los 7 años ya está en el mundo de los negocios y con su computadora seguro aprenderá mucho más de eso.