Por Camilo Morales
12 marzo, 2021

“Una inversión de 40 hectáreas. Estoy volviéndome loco buscando inversores (…) esta temporada que viene duplicamos nuestra producción. 100 hectáreas, aquí vamos”, escribió el joven en su Twitter.

Hay personas que juntan dinero durante mucho tiempo para poder comprarse cosas soñadas, así como también hay quienes deciden ocupar ese dinero para invertir, ya sea en propiedades o terrenos, a los cuales les pueden sacar más dinero en el futuro.

Ese fue el caso de un joven de Sudáfrica que celebró a través de su Twitter su inversión al comprar 40 hectáreas de terreno. Un sueño cumplido para él.

Twitter @new_shana

Este joven agricultor escribió en sus redes sociales: “Una inversión de 40 hectáreas. Sangre y sudor. Estoy volviéndome loco buscando inversores (…) Esta temporada que viene duplicamos nuestra producción. 100 hectáreas, aquí vamos“. Junto con eso, publicó algunas fotos de su terreno.

Twitter @new_shana

Según el medio Briefly, ahora que tiene las 40 hectáreas en su poder, el joven está trabajando horas extras para conseguir empleados y personas que quieran invertir en estos terrenos, para así hacerlos crecer aún más.

Su publicación de inmediato se llenó de aplausos y felicitaciones por el esfuerzo de haber conseguido estas tierras agrícolas, a las cuales podrá inyectarles dinero y así comenzar a trabajar. La mayoría de los usuarios comentaba que estaban “impresionados” con la capacidad del joven de vencer los obstáculos y esforzarse hasta lograr su objetivo.

Twitter @new_shana

Una usuario escribió que “estaré mintiendo si digo que no estoy orgulloso de ustedes. Estoy súper orgulloso de ustedes. Les deseo todo lo mejor. Están demostrando que mucha gente está tan equivocada. Los respeto. Te mereces todo lo que deseas“, mientras tanto otras personas le comentaban que se sentían “orgullosos” de que este joven haya cumplido su sueño.

Twitter @new_shana

Hay que tomar en cuenta que buscar inversores que estén interesados en tierras agrícolas es complicado en estos tiempos debido al contexto que vive el mundo con la pandemia de COVID-19. Esto ha generado que las economías de los países sean más conservadoras y con menos gasto e inversión, por el escenario de incertidumbre que aqueja al mundo.