Por Leonardo Granadillo
10 diciembre, 2019

Moras y manzanos comunitarios serán plantados en parques e instalaciones de la capital danesa para incentivar a la gente a salir, pasear, jugar y darse un gusto.

Los países nórdicos se están convirtiendo en un ejemplo para todo el planeta en muchísimos sentidos. Suecia por ejemplo recicla un 99% de su basura, Noruega decidió no perforar un pozo multimillonario de petróleo por preservar la naturaleza, Finlandia es de los países con más mujeres en cargos públicos, podría seguir todo el día en esto.

Otro de los nórdicos que vienen haciendo las cosas bien es Dinamarca, ya presentaron un proyecto para convertirse en el primer país 100% orgánico en 2020 a mitad de año. Ahora, en Copenhague (capital del país) el consejo de la ciudad anunció que plantará árboles frutales comunitarios.

Pixabay

Con la intención de brindar alimento a sus pobladores una merienda o algún desayuno, sacarlos de sus casas, hacer que aprecien la naturaleza y disfruten el medioambiente, el alto mando decidió plantar moras y manzanos en diversos espacios públicos.

Entre los lugares que contarán con los frutos están los parques infantiles, cementerios, patios de iglesias, parques recreacionales e instalaciones deportivas. La intención es clara: conectar a la gente con productos naturales y locales.

Pixabay

“Muchos habitantes de Copenhague no tienen sus propios jardines y, por lo tanto, no tienen la oportunidad de ver el proceso de aprendizaje, incluso para los niños, de que la naturaleza es algo que se puede usar”, indico la portavoz del Partido Socialista del Pueblo Astrid Aller al Politiken.

Una excelente forma de brindar alimentación para aquellos que la necesitan y a su vez, crear cultura de consumo saludable y aprovechamiento de los espacios libres. Gobiernos del mundo, a seguir el buen ejemplo que Copenhague está dando.

Pixabay