Por Pamela Silva
29 abril, 2019

Los helados, con sabores de fresa, chocolate y limón, evitan las náuseas, pérdida de apetito y sobre todo, las heridas que aparecen en la boca que complican la alimentación.

Someterse a un tratamiento con quimioterapia no es algo sencillo, a pesar de que ayuda a combatir -y en casos exitosas, erradicar- el cáncer genera una serie de efectos colaterales. Y no son efectos secundarios fáciles de soportar: sufren alteraciones en el gusto, náuseas, pérdida de apetito, hasta el olor de la comida puede causar malestar.

Y sobre todo, suelen sufrir mucositis, heridas en la garganta junto a aftas -lesiones- en la boca que dificultan la ingesta de alimentos de los pacientes.

Para ayudar a disminuir estos efectos secundarios un grupo de investigadores de la Universidad Federal de Santa Catarina en Brasil desarrollaron un helado muy especial.

nsc

El helado actúa como un complemento alimenticio en la dieta de los pacientes con cáncer, para demostrar su efectividad los investigadores los probaron en pacientes del Hospital Universitario por más de un año.

Los tres sabores, chocolate, fresa y limón, resultaron ser bastante efectivos para disminuir los efectos secundarios de la quimioterapia.

“Fue una sorpresa maravillosa, el helado es delicioso y minimiza los efectos de la quimioterapia.  La medicación es muy fuerte, así que creo que son inevitables los efectos colaterales, así que tengo mucositis, que es una herida que da en la garganta, que dificulta en la alimentación, a veces afta, una serie de cositas que dan en la boca lo que me dificulta ingerir alimentos calientes o alimentos muy gruesos”.

-Carol Gilda Martins, asistente financiera y paciente de la unidad hospitalaria por un cáncer linfático.

nsc

Raquel Kuerten, una de las responsables de la investigación explicó que al ser el producto un “helado” está obviamente, helado, lo cual ayuda a anestesiar la cavidad bucal y disminuir los síntomas de la mucositis.

El helado, que fue desarrollado en una fábrica de Florianópolis, tardó seis meses llegar a la formula perfecta que buscaban los nutricionistas de la Universidad Federal de Santa Catarina.

“Nosotros ya hicimos un helado que estaba muy cerca de lo que les gustaría que hiciéramos. El desafío era: introducir una grasa de mayor valor nutricional que sería el aceite de oliva desodorizado y una gran cantidad de proteína. Y para un helado eso es muy difícil”.

-Marcelo Bracuhy, director de desarrollo del producto.

nsc

El helado no tiene ni lactosa ni gluten y los pacientes que lo han probado este año, han declarado notar grandes diferencias en los síntomas y que la recuperación es mucho mejor con el helado.