Por Lucas Rodríguez
7 enero, 2020

Ahora, será posible botarlos a la basura sin problemas. Después de todo, solo volverán a la tierra de donde salieron.

La contaminación del planeta es el efecto más inesperado pero terrible con el que la humanidad ha tenido que lidiar en los últimos años. La mejora de la tecnología, con la llegada de la revolución industrial, seguida por la revolución de las comunicaciones, significó que las maneras que teníamos de vivir, y con ello, de relacionarnos con el planeta, cambiaran drásticamente. Ya no hay vuelta atrás: el progreso de la humanidad solo tiene una dirección. Lo que nos corresponde es aprender a continuar con el progreso humano, sin que esto signifique seguir causándole enormes daños al planeta y los ecosistemas que ha creado sobre su superficie. 

Los movimientos por el reciclaje y el cambio en los estilos de vida, es quizás el más importante hoy en día. Su misión es preservar el mundo como esta, e incluso aportar a que vuelva a florecer en algunos aspectos, cosa de que pueda seguir habiendo planeta tierra para varias generaciones más. Cada aporte es valioso, debido a que son una infinidad de cosas las que han causado la degradación de la naturaleza. 

PriestmanGoode

La marca británica PriestmanGoode ha dedicado su producción a este fin. Su fin es buscar la creación de productos que sean 100% biodegradables, para que entren al mercado a reemplazar los que usamos día a día, pero que significan un daño enorme para los ecosistemas. Su más reciente lanzamiento, y hasta el momento, producto estrella, es un plato y cubiertos hechos con solo materiales naturales.

Nada de plásticos o derivados del petróleo: su producto está hecho en base a lodo y granos de café. Los cuencos son de salvado de trigo, los cubiertos de madera de coco y las tazas de cáscaras de arroz mezcladas con poliamida biodegradable. El empaque para ensaladas que viene de la mano con esto fue hecho en base a algas y hojas de plátano.

PriestmanGoode

El objetivo de este producto, es que pueda ser incluido a las maneras de vivir que las personas tienen en su día a día, sin que esto signifique un cambio demasiado brusco en sus costumbres. Para eso es que el plato y cubiertos son totalmente desechables: incluso pueden ser usados una vez y arrojados a la basura. La diferencia es que este producto se unirá a la tierra en cosa de semanas, debido a que todos sus materiales ya vinieron una vez de ahí. 

PriestmanGoode

La clave para detener el calentamiento global, es que todos comencemos a vivir de manera consciente con el ambiente.