Por Leonardo Granadillo
25 enero, 2019

El proyecto fue lanzado en una ciudad de México, pero se espera sea expandido por el resto del país y ojalá del planeta 🌎.

El intento por fomentar la autosuficiencia poco a poco, muy lentamente esta teniendo su efecto positivo. El evitar comprar productos en supermercados que tienen gran cantidad de químicos y que son producidos bajo procesos que son dañinos para el medio ambiente y sustituirlo por producción en nuestro hogar podría ser la estrategia a implementar en un futuro no muy lejano.

Para ello investigadores de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) junto al Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) han creado el Sistema Acuapónico de Baja Intensidad (SABI) y es una excelente medida para garantizar alimentos para las familias de sectores rurales.

ECOSUR MX

El proceso en si es un tanto complejo, acá vamos con la mejor explicación que pudimos hacer:

El agua viene de un estanque con peces, el cual proporciona los nutrientes que hacen falta para cultivar plantas. Funciona como una retroalimentación, ya que dejar esa agua se volvería tóxica para los peces de permanecer mucho tiempo allí, así que las plantas purifican el agua y después la regresan.

ECOSUR MX

Dentro de todo este proceso los nutrientes simplemente circulan en la conexión de los estanques, las plantas reciben el agua a través de tubos donde se acumulan los minerales. Las plantas que se pueden ver beneficiadas con estos sistemas son por ejemplo el chile, el cebollín, el frijol y el jitomate.

A pesar de lo complicado que suena el proceso, su factibilidad no es tan difícil ya que es barato, tiene un mínimo consumo energético y no hace falta altos consumos de agua porque se reutiliza.

ECOSUR MX

En el proceso donde también hay caracoles… los cuales como los peces también son comestibles. Todos cumplen una función distinta, ahora queda de los creadores dar a conocer esta hermosa iniciativa, a la cual desde ya hay muchos que se quieren sumar.